“Yo (también) tengo un sueño”

La opinión de una joven universitaria española sobre la situación actual parafraseando el célebre discurso de Martin Luther King

187
Un mundo mejor es posible. J.M. PAGADOR
Un mundo mejor es posible. J.M. PAGADOR

Yo también tengo un sueño.

Sueño con que un día la mentalidad de esta nuestra sociedad cambie y caigan las fronteras que no nos permiten ver más allá.

Sueño con que un día un hijo no tema declararle a sus padres su verdadera orientación sexual.

Claudia Casco García
Claudia Casco García

Sueño con un mundo en el que la tez solo sea una característica como cualquier otra a la que no se le apliquen connotaciones negativas por ser diferente a la propia.

Sueño con un mundo en el que no se te encasille por tener una ideología política u otra.

Sueño con que un día un musulmán en la cola del metro no nos recuerde los ataques terroristas que han acontecido en los últimos años.

Sueño con que los prejuicios desaparezcan y con que un día el ser humano se de cuenta de que lo verdaderamente importante no se puede detectar a través de los ojos.

Sueño con que un día el empleador solo se fije en las capacidades, habilidades y conocimientos de sus candidatos.

Sueño con que, de una vez por todas, la mujer deje de ser considerada un objeto y comience a ser tratada como lo que es, un ser humano tan válido, completo y capaz como el hombre.


Mi sueño es como la estrella que marca el rumbo de mi vida, es una ruta que pretende construir un mundo mejor.


Quizás no nos demos cuenta, pero este atraso nos afecta solo y exclusivamente a nosotros. Separa y daña las relaciones humanas. Nos hace infelices, porque hace que ni siquiera seamos capaces de respetarnos y aceptarnos a nosotros mismos. Hace que nuestras empresas sean más ineficientes, porque pensamos que alguien con un poder adquisitivo mayor, con un prestigio mayor, o una persona del género masculino, hará mejor un trabajo que una persona con más capacidades y mejores actitudes.

¿Quién se ha inventado este cuento, esta mentira? ¿Quién ha determinado que una pareja de enamorados solo puede estar compuesta por un hombre y una mujer? ¿Quién ha enunciado que una persona de color es inferior a una persona blanca o al revés? ¿Quién nos ha engañado diciéndonos que aquel que tiene más recursos económicos es más capaz que otro al que le sobra teniendo únicamente tres conjuntos de ropa? ¿Por qué las oportunidades siempre acaban en manos de los mismos?

Nos hemos quedado estancados. Hace algún tiempo que llegó la hora de evolucionar y sin embargo, hemos decidido ignorar el reloj. De nosotros depende, podemos cambiar o ahogarnos aún más en el pozo en el que hemos decidido hundirnos.

Pero mi sueño no es una ensoñación, mi sueño es un compromiso inquebrantable de trabajo por el que debemos luchar día tras día. Mi sueño es como la estrella que marca el rumbo de mi vida, es una ruta que pretende construir un mundo mejor, porque el futuro de mañana, vive en las acciones de hoy.

(Claudia Casco García es estudiante de Dirección y Administración de Empresas en el CUNEF y autora del libro LIDERA, HAZ REALIDAD TU SUEÑO).

SOBRE LA AUTORA

Claudia Casco: liderar desde la adolescencia

OTROS ARTÍCULOS

Estamos diseñados para ser grandes y llegar lejos

La Universidad de Extremadura, a la altura del betún