viernes, 22 febrero, 2019
Inicio Etiquetas Guillermo Fernández Vara

Etiqueta: Guillermo Fernández Vara

Vara y el deber

El azar ha querido que Guillermo Fernández Vara presida el Consejo de Política Territorial del PSOE justo en el momento en que la institucionalidad territorial vuela por los aires con el último cóctel molotov que ha lanzado el independentismo, el “cóctel relator”, contra la democracia española, una granada incendiaria que Pedro Sánchez, en una decisión personal y no consultada, ha aceptado y recogido con sus propias manos y que ahora pretende hacernos colar a todos los españoles como algo asumible, en un nuevo trágala independentista de los muchos que lleva engullidos.

La (¿inevitable?) destrucción del PSOE

Desde que Felipe González perdiera las elecciones de 1996, tras una deriva política desde la izquierda social hacia el centro, con medidas a veces prácticamente de derechas, y tras una sucesión imparable de escándalos (Juan Guerra, Luis Roldán, caso Filesa, caso Gal, fondos reservados…) que minaron el prestigio del presidente y las expectativas electorales del partido, el PSOE lleva una trayectoria descendente y agónica que conduce a la situación crítica en que hoy se encuentra, después de haber perdido la Junta de Andalucía y mientras Pedro Sánchez gobierna con 84 diputados, “montado” (cree él) en los tigres del independentismo y en fuerzas contrarias a nuestro modelo de Estado.

El viraje pedrista de Vara y otras complicidades

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que tan enemigo acérrimo fue de su secretario general por motivos exclusivamente de partido, hasta el punto de colaborar activamente a su inicua defenestración, se ha vuelto -como el resto de los barones socialistas que defenestraron a Pedro Sánchez- asombrosamente acríticos con el hoy presidente del Gobierno. Pero la situación de España requiere otra cosa.

Es falso que Cimarro haya reducido ni en un céntimo la...

La deuda que tenía el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida cuando el empresario teatral Jesús Cimarro fue nombrado a dedo director del mismo en 2012 por el entonces presidente de la Junta de Extremadura José Antonio Monago (PP), no está siendo amortizada por este, ni mucho menos con cargo a un superávit anual (como han presumido ambos durante cuatro años y como presume ahora Cimarro con Fernández Vara) inexistente. El Festival acumula en realidad un déficit millonario desde que Cimarro se hizo cargo de él y la deuda existente se está amortizando con cargo al dinero público que sostiene al Festival, que pierde cada año más de un millón de euros.

Cimarro y Vara vuelven a mentir al decir que el Festival...

El Festival de Teatro Clásico de Mérida, que acaba de concluir en su 64ª edición, lejos de tener un superávit de 700.000 euros –como han asegurado sin ningún escrúpulo sus responsables político y empresarial, y como han publicado cándidamente medios locales y nacionales sin ningún espíritu crítico-, ha tenido unas pérdidas de más de 1,3 millones de euros, que es la diferencia que hay entre el coste total del Festival, más de 3,5 millones de euros, y los ingresos por taquilla, que solo han ascendido a 2,2 millones.

64º Festival de Teatro de Mérida: más mercantilismo que calidad

Terminó la 64 Edición del Festival de Teatro Clásico de Mérida que –sin entrar en un análisis pormenorizado de algunas partes inconsistentes, como la mentida internacionalidad, o la falta de objetividad de un público que asiste atraído por el famoseo patrio, sin importarle la calidad artístico-cultural, o los maquillados recuentos de espectadores y de otras actividades paralelas que dan risa-, ha continuado en esa línea de perplejas novedades teatrales foráneas -producidas por el responsable Jesús Cimarro y su empresa Pentación Espectáculos- incapaces de lograr la clarividencia en las recreaciones grecolatinas montadas para el espacio del Teatro Romano, que deberían estar alejadas de operaciones de mercado y comprometidas con la calidad en la creación.

Gonzalo Martín, mucho más que un hombre bueno

Gonzalo Martín Domínguez, profesor jubilado, presidente de la Casa de Extremadura en Sevilla, promotor de numerosas obras y acciones en favor del patrimonio cultural y artístico, salvador de monumentos, creador de toda clase de iniciativas, solidario con los sectores más humildes de la sociedad, ha sido galardonado con la Medalla de Extremadura 2018, que recibirá en un acto solemne el día 8 de septiembre. Gonzalo, siendo un hombre bueno, es mucho más que eso. Nada menos. Sus méritos, de todo tipo, son variados, numerosos y admirables, y eso le convierte en alguien extraordinario.

La maldición de Iván Redondo

El “éxito” de Iván Redondo consiste en que, tras un inicio –y no siempre- relativamente positivo, pero que tampoco es para tanto –siempre han quedado sus “pupilos” muy lejos de una mayoría absoluta-, los políticos a los que asesora se hunden a las primeras de cambio y no revalidan en segunda oportunidad. Es lo que algunos llaman “la maldición de Iván Redondo”. Les ha pasado a Basagoiti, a Albiol y a Monago, hoy desaparecidos o desacreditados y sin posibilidad de ganar elecciones. Las cifras que aparecen en la información aneja son elocuentes.

Vara, exministro virtual de España

La negativa de Guillermo Fernández Vara a entrar en el gobierno de Pedro Sánchez tiene razones ocultas pero fáciles de vislumbrar, según fuentes de sectores socialistas extremeños críticos. Su rechazo del ministerio que le ofreció el presidente, y desde el que podría haber realizado una gran labor por una Extremadura que sigue siendo la última en casi todo y que desde la Junta le es imposible de hacer, obedece “al interés personal y al cálculo, y no al altruismo, como ha pretendido hacernos creer a todos”, según las citadas fuentes. Salvando las distancias, el caso es casi idéntico a la negativa de Núñez Feijóo a presidir el PP, con la diferencia de que este no había traicionado previamente a su líder.

Las producciones de Cimarro en el Festival de Mérida, una estafa...

El Festival de Teatro Clásico de Mérida se ha convertido en los últimos años en una estafa estética. El 29 de este mes de junio arranca la 64ª edición bajo la dirección otra vez de Jesús Cimarro. Una vez más, el director y productor vuelve “a ofrecer una actividad de consumo veraniego inadecuada, intranscendente y aburrida para los amantes del arte teatral grecolatino”, a tenor de la programación anunciada, muy alejada de un festival de teatro clásico de altura. De las nueve obras programadas, solamente tres son de autores clásicos y en el programa predominan títulos y nombres de consumo popular. A la espera de los resultados de este año, el autor analiza las ediciones anteriores bajo la responsabilidad de un director que opta siempre por la fórmula facilona de las caras “famosas”, los espectáculos sin complicaciones y el “éxito” de taquilla.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar