Rivera dinamita Ciudadanos

La dimisión de Toni Roldán es un torpedo en la línea de flotación de un partido a la deriva a causa de la incoherencia y la derechización de su líder

263
Toni Roldán ha abandonado Cs. RTVE
Toni Roldán ha abandonado Cs. RTVE

La dimisión hace escasas horas del diputado, responsable de Programas y Áreas Sectoriales y portavoz económico de Ciudadanos es un torpedo en la línea de flotación de un partido a la deriva que ha dinamitado el propio líder que lo creó, Albert Rivera, por su inexplicable giro a la derecha, su empeño en disputar al PP el liderazgo de ese espacio político y su alianza vergonzante con Vox.


Cs, el partido que venía a hacer nueva política por el centro, se ha hecho viejo (igual que Podemos, que venía por la extrema izquierda) en tiempo récord.


Las esperanzas puestas por una parte de la ciudadanía en las promesas de regeneración de la vida política española y de defensa de la unidad de España, formuladas por Ciudadanos desde una posición social-liberal, con vocación de ocupar buena parte del centro político español, se han visto traicionadas por un Albert Rivera que, de pactar con el PSOE un gobierno progresista hace no demasiado tiempo, ha pasado a marcar unas líneas rojas inasumibles con Pedro Sánchez, precisamente cuando se da la oportunidad histórica de construir un gobierno estable y ajeno a los extremismos populistas de Podemos y de los independentistas, con una holgadísima mayoría absoluta entre ambas fuerzas, y a aliarse con el PP y con la ultraderecha española.

El partido que venía a hacer una nueva política por el centro se ha hecho viejo (igual que Podemos, que venía por la extrema izquierda) en un tiempo récord, adoptando los peores modos de esa política trasnochada y corrupta que venía a regenerar. Su alianza con un PP corrupto, su alianza con Vox por acción u omisión, pero aceptando siempre los votos ultraderechistas para arañar poder en ayuntamientos y comunidades, es la escena final de una tragedia que va a pasar una factura muy cara a Rivera y a su formación en próximos comicios. Los sectores más centrados y progresistas de su partido se han llevado las manos a la cabeza con la errónea estrategia que Rivera viene aplicando en los últimos tiempos. A las críticas constantes de uno de los padres fundadores de Ciudadanos, Francesc de Carreras, del gran referente económico del partido, Luis Garicano, de Manuel Valls, y de otros dirigentes más o menos vinculados con la organización, viene a sumarse ahora la atronadora dimisión del hasta esta mañana portavoz económico y miembro de la ejecutiva de Cs, Toni Roldán, cuyo medido pero contundente discurso de explicación y despedida ha sido demoledor.

La deriva de Albert Rivera es nefasta para Ciudadanos. RTVE
La deriva de Albert Rivera es nefasta para Ciudadanos. RTVE

Mal futuro auguramos a Cs y a su líder, salvo que este cambie radicalmente su “deriva azul” –como la ha definido el inteligente y prestigioso diputado dimisionario- o salvo que la formación ponga en su lugar a otro dirigente que tenga la altura necesaria para entender la situación de España y la fórmula que el país precisa para solucionar sus problemas.