El presidente de Portugal, pillado en la calle, sin escolta, lustrándose los zapatos

Un país donde sus líderes máximos pueden estar en la vía pública solos y tranquilos es un país admirable

447
El presidente de Portugal, en la calle, sin escolta.

Por las redes sociales portuguesas circula profusamente esta imagen del presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, limpiándose tranquilamente los zapatos en una calle de Lisboa, solo y sin escolta. La fotografía expresa mejor que nada el extraordinario grado de civismo, seguridad y cercanía de los líderes políticos con los ciudadanos que reina en Portugal.

La fotografía nos la ha hecho llegar un querido amigo y colega portugués, Jorge Passarinho, reconocido periodista e importante empresario de comunicación en Portugal. La imagen nos muestra a un distendido Marcelo Rebelo de Sousa, limpiándose los zapatos en una céntrica calle lisboeta. El presidente, completamente relajado, en una actitud que no representa humillación ninguna para el limpiabotas que tiene a sus pies y cuya manera de ganarse la vida es esa, mira sorprendido pero complaciente al ciudadano que le sacó la foto mientras hablaba por su teléfono móvil.

La fotografía va acompañada en las redes portuguesas de un sencillo texto en portugués, que reproducimos junto a esta información, y que traducido dice lo siguiente: “Este ciudadano que calmosa y tranquilamente, sin escolta, en la calle, en Lisboa, está limpiándose los zapatos, es nada menos que el profesor Marcelo Rebelo de Sousa, el presidente de la República de Portugal”. El texto no contiene elogio ni expresión admirativa ninguna, pero está lleno de la mayor admiración. Lo admirable aquí se desprende de la propia imagen por sí misma. No hacen falta más palabras que la mera explicación de quién es el personaje, para quien no lo sepa.

El presidente de Portugal, en la calle, sin escolta.

Texto anónimo que acompaña a esta foto en las redes portuguesas y que expresa la admiración del país por su presidente.
Texto anónimo que acompaña a esta foto en las redes portuguesas y que expresa la admiración del país por su presidente.

Durante mi vida de periodista he sido testigo directo en diversas ocasiones de la relación directa y abierta que los líderes políticos portugueses tienen con la ciudadanía y, especialmente los presidentes, desde Ramalho Eanes a Jorge Sampaio, pasando por Mario Soares. Les he visto en la calle, paseando sin escolta, o asistiendo a un oficio, o viendo un partido de fútbol con amigos en un bar. Es decir, que la imagen de hoy de Rebelo de Sousa no es una excepción, sino que entra dentro de esa admirable normalidad democrática y cívica de Portugal. Estas escenas, habituales en la vida ciudadana de Portugal, prueban el grado de educación y cosmopolitismo de la sociedad portuguesa.

La fotografía del presidente de Portugal que hoy mostramos es la expresión de la clase de país y de sociedad que es Portugal, tan envidiable por tantos conceptos para los españoles, cansados de la lejanía, la soberbia y el endiosamiento de muchos de nuestros líderes. Si la máxima autoridad española pudiese hacer libremente lo mismo que el presidente de Portugal en esta foto, España sería un país verdaderamente maravilloso.

(José Mª Pagador es escritor, periodista y fundador y director de PROPRONews).

OTRAS INFORMACIONES ANÁLOGAS EN PROPRONews

La lección portuguesa (1)

Portugal, un espejo en el que España nunca ha querido mirarse