El presidente de México traiciona a los indios de su país y del Cono Sur

El mismo dirigente que exigió a España pedir perdón por Hernán Cortés se rinde a Trump y vende a los migrantes que quieren entrar en su país de camino a los EE.UU.

155
Migrantes como estos cruzando la frontera de Guatemala hacia el norte, ya no podrán entrar en México. RTVE
Migrantes como estos cruzando la frontera de Guatemala hacia el norte, ya no podrán entrar en México. RTVE

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el mismo que hace poco se descolgó con la ridícula y antihistórica exigencia al rey de España de que pidiera perdón por la conquista, acaba de rendirse ante Donald Trump y vender a los migrantes de su propio país y a los procedentes del Cono Sur. El temor a los arancelas anunciados por el presidente norteamericano ha bastado para que López Obrador cierre con 6.000 soldados la frontera con Guatemala y se comprometa a comprar más productos agrícolas norteamericanos.

Andrés Manuel López Obrador se atrevió hace algunas semanas a exigir del rey de España una petición de perdón por los nativos que murieron en la conquista. La estrafalaria solicitud era del todo extemporánea y falta de sentido crítico de la historia por varias razones. En primer lugar, las muertes de nativos a manos de los conquistadores españoles o como consecuencia de las acciones de estos no fueron mayores, sino todo lo contrario, que las del resto de potencias europeas conquistadoras en América. En segundo lugar, precisamente fueron los nativos de los territorios conquistados por los españoles los que gozaron de mayores derechos, protección y libertad. Además, España fundó en América las primeras universidades de aquel continente y dedicó una parte importante de su esfuerzo a universalizar la cultura y la civilización occidental. Por otro lado, la acción de España en América sale siempre ganadora en cuanto a respeto del nativo comparándola con la llevada a cabo por ingleses, holandeses y otros. Y lo mismo puede decirse del fecundo mestizaje entre españoles y nativos.


Andrés Manuel López Obrador ha blindado con 6.000 soldados la frontera con Guatemala.


Prueba de todo ello es que en los muchos países que España fundó en América, las poblaciones nativas son muchísimo más numerosas hoy que en las de colonización anglosajona, donde los nativos fueron prácticamente exterminados. No hay más que mirar, a este respecto, a la situación demográfica actual de los pueblos indios de Norteamérica. Pero, además, cuando se produjo la mayor época de abusos, matanzas y desposesión de derechos de los nativos americanos en los territorios controlados por España fue después de la descolonización y a manos precisamente de la élite criolla de la que los antepasados de López Obrador formaron parte. Es más, son los descendientes de aquella élite, los criollos actuales los que detentan el poder económico, político, social y cultural en México –como lo prueba un López Obrador en la presidencia del país-, y son los descendientes de los nativos los que siguen viviendo en la pobreza y la opresión después de 209 años de independencia.

Pues bien, este López Obrador presidente de México y exigente de la petición de perdón de España por la conquista (en la que participaron sus antepasados), es el bizarro gobernante que acaba de rendirse a las presiones del presidente Trump, que le amenazó con una subida de aranceles del 5 % que empezaría a regir el lunes de esta semana. Ha bastado el aviso del norteamericano, para que López Obrador traicione a los nativos de su propio país que quieren migrar a EE.UU., cerrando las fronteras, y enviando 6.000 soldados al límite con Guatemala para que tampoco entren nativos sudamericanos en México camino del poderoso vecino del norte. Y, por si fuera poca la bajada de pantalones, López Obrador se ha comprometido también a que su país compre más productos agrícolas norteamericanos, perjudicando la agricultura mexicana en la que trabaja una gran parte de la mano obra nativa mexica.

"Alto ahí". El presidente de México defiende a los indios muertos hace 500 años y manda a su ejército contra los actuales. RTVE
“Alto ahí”. El presidente de México defiende a los indios muertos hace 500 años y manda a su ejército contra los actuales. RTVE

Este es el gallardo presidente de un país donde cada año hay más de 34.000 asesinatos –la mayoría de los cuales quedan sin resolver y sin castigo para el autor-, la mayoría de ellos con víctimas indígenas a las que el gobierno de López Obrador es incapaz de proteger, en una acumulativa masacre repetida anualmente que deja pequeñas las cifras de muertos de la conquista.

OTROS ARTÍCULOS

Hernán Cortés y otros héroes mundiales, a la trastienda de la historia

EE.UU.: la ausencia de Estado mata

Alexandria Ocasio-Cortez, emergente estrella demócrata y posible futura presidenta de EE.UU

El estremecedor relato autobiográfico de la nueva estrella de la política norteamericana

Atila Trump