PP: la convención del árbol del ahorcado

Al partido del Gobierno le traiciona el subconsciente con la nueva campaña y logotipo que estrena hoy en Sevilla

453
Martínez-Maíllo mostró días pasados el nuevo invento del PP. EFE
Martínez-Maíllo mostró días pasados el nuevo invento del PP. EFE

Lejos de ser una buena idea, el tiro del árbol como emblema de la nueva campaña y logotipo del PP le ha salido a este partido por la culata. Aparte de ser un símbolo archimanido, utilizado de antiguo en todo el mundo por numerosas entidades, empresas e instituciones, el árbol del PP se presta a todo tipo de bromas y chascarrillos, incluido el del perro que levanta su pata en él. En nuestro caso, los creativos de PROPRONews alumbraron una original sátira gráfica que publicamos el pasado día 21 de marzo y que reproducimos de nuevo con este artículo. Hoy empieza en Sevilla la convención nacional del PP bajo la sombra del árbol del ahorcado y el gafe del caso Cifuentes, ya en manos del fiscal.

La asociación de ideas es automática. Basta ver el “árbol del PP” inserto en su nueva campaña -un árbol de copa tan burda como irreal, en tonos azules, como si perteneciera al país de los Pitufos-, para que se te venga a la mente la película El árbol del ahorcado y todas las escenas de ahorcamiento de las que están llenos la iconografía histórica y el cine de todos los tiempos.


Hoy empieza en la capital andaluza la convención nacional del PP, marcada por el símbolo de la asfixia a tantos ciudadanos y gafada por el caso Cifuentes.


Morir por la asfixia de la estrangulación que provoca cierto tipo de ahorcamiento antaño legal, es una metáfora que sirve para describir la asfixia que ha causado a tantas familias el austericidio practicado por el PP y la política de desigualdad a gran escala que sigue realizando, en un país que crece a más del 3% anual, donde se disparan los beneficios empresariales, donde a los diputados se les sube un 1,5% su salario y a los funcionarios públicos hasta un 8,8% en tres años, pero donde a los pensionistas se les rebaja de facto la pensión con ese mísero 0,25% que es seis veces inferior al IPC.

Un país donde ha aumentado la pobreza en términos exponenciales, en el que incluso millones de los que trabajan siguen siendo pobres a causa de los empleos precarios y los salarios de esclavitud. Un país donde, literalmente, hay gente que se mata por la desesperación de no ver futuro, como lo prueba el hecho de que en estos años la tasa de suicidios en España ha aumentado un 20%, alcanzando casi las 4.000 muertes por año, convirtiéndose esta en la primera causa de muerte no natural en nuestro país, por encima de los accidentes de todo tipo, y siendo la primera causa absoluta de muerte entre los jóvenes varones de 15 a 29 años, como informa la propia televisión pública (http://www.rtve.es/noticias/20171104/suicidio-tabu-social-primera-causa-muerte-entre-jovenes-15-29-anos/1632503.shtml).

encina

APAGA...
Arriba, el manido original; debajo, la versión de nuestros creativos.

Si la gaviota –que el PP tiene en su genética gráfica- es un ave carroñera e insolidaria donde las haya (y que me perdonen las gaviotas), el nuevo árbol del partido es la metáfora de la amenaza que representa su política para los más débiles. Sin contar la otra contradicción supina de que el partido menos ecologista, algunos de cuyos más conspicuos dirigentes incluso niegan el cambio climático, elige un árbol, que es símbolo medioambiental por excelencia. Recordemos al ínclito Rajoy, cuando dijo aquello de “si nadie garantiza ni qué tiempo va a hacer mañana en Sevilla, ¿cómo pueden decir lo que va a pasar dentro de trescientos años?”, sacando a colación a “su primo el científico”, ¿recuerdan? Y qué decir de José Mª Aznar, que niega de plano el cambio climático. Pues esta gente se atreve nada menos que a incorporar un inocente árbol a su identidad corporativa, teñido de azul, eso sí.

MILLONES DE ASFIXIADOS POR EL PP

¿De quién ha sido la genial idea? Se ha informado que un asesor de Rajoy le ha hecho, “desinteresadamente” este regalo (envenenado) a su jefe y al partido. Pero la tal idea es un plagio flagrante del símbolo del partido conservador británico –un roble-, sin contar que los árboles están en infinidad de emblemas de toda clase de entidades e instituciones, y que, concretamente, la encina –el PP asegura que ese horroroso árbol azul de su nueva iconografía es una encina-, es el emblema de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza de Extremadura (ADENEX) desde tiempo inmemorial.


La elección de Sevilla muestra las intenciones del PP para las próximas elecciones municipales y autonómicas andaluzas.


Esta “usurpación” de la encina por el PP, ha llevado a ecologistas extremeños y andaluces –en ambas regiones está la mayor concentración de este árbol en España- consultados por este periódico a decir algo así como “quitad vuestras sucias manos de nuestra encina”.

Los creativos de PROPRONews vieron enseguida materia para la sátira en este “ocurrente” dislate. Y la mente se fue de inmediato, por natural asociación de ideas, a la figura tremenda del ahorcado que Goya dibujó para uno de sus grabados. “La verdad –dicen nuestros ilustradores- es que el PP nos lo ha puesto fácil con el árbol y el eslogan de Contigo crece España, precisamente cuando más pobres ha creado el austericidio y más gente se muere o se mata a causa de los hachazos y la falta de horizonte”. Y cuando la realidad es que lo que crece con el PP es la desigualdad, la corrupción, la impunidad, la explotación laboral, el enriquecimiento de los más ricos y la injusticia.

Los asfixiados por el PP desde 2011 son muchos millones de españoles, entre los que cabe recordar a:

Los parados que perdieron toda esperanza de rehacer su vida.

Los trabajadores en situación de pobreza por el empleo precario.

Los estudiantes que han visto recortado el gasto y las becas.

Los perceptores de pensiones mínimas que no tienen para comer

Los pensionistas que han visto destruido su poder adquisitivo.

Los españoles que han sufrido el desprecio del PP por la cultura.

Los investigadores que han sufrido los peores recortes para el futuro de un país.

Los dependientes, muchos de los cuales han muerto sin que les llegue la ayuda.

Los desahuciados que han perdido sus hogares ante la indiferencia del PP.

Los inmigrantes que padecen la más cruel desatención y represión.

Los laicos cuyo espacio cívico invade este Gobierno con su santurronismo.

Las mujeres víctimas de desigualdad ante la indiferencia del Gobierno,

Los enfermos víctimas de las listas de espera y otros desastres sanitarios.

Los conductores, víctimas del abandono gubernamental en los atascos.

Los familiares de los desaparecidos del franquismo, abandonados a su suerte.

Los represaliados por la “ley mordaza”.

Y tantos otros que el lector seguramente tiene in mente.

El PP andaluz pretende ganar las autonómicas con Juanma Moreno, en el centro, vestido de blanco-candidato. PP SEVILLA
El PP andaluz pretende ganar las autonómicas con Juanma Moreno, en el centro, vestido de blanco-candidato. PP SEVILLA

Este es el PP que abre hoy en Sevilla una convención con la que pretende resucitar a un Rajoy, a un gobierno y a un partido agonizantes social y electoralmente, según todos los pronósticos y todas las encuestas. Y con el que aspiran, ilusos, a ganar las elecciones autonómicas y municipales en Andalucía, y a relanzar a ese candidato al que ellos mismos llaman Juanma Moreno, empequeñeciéndole aun más. Desde luego que han elegido bien emblema y eslogan. El árbol del ahorcado les viene al pelo. Con ellos crece la corrupción, la desigualdad, la injusticia, el latrocinio, el abuso… Un bagaje, sin duda, extraordinario, que ofrecer a los electores andaluces y españoles en próximas convocatorias electorales. Lo que tampoco esperaban es que la presunta falsificación del master de Cristina Cifuentes haya robado todo el protagonismo de la convención, después de que la universidad haya puesto el caso en manos del fiscal y de que la presidenta del tribunal haya asegurado que su firma en la presunta acta es falsa y que ella no examinó a Cifuentes.