Como Pedro Durán, Pedro Sánchez también desafía a la gravedad

La estabilidad del nuevo Gobierno se basa en la atomización y el desequilibrio, neutralizante entre ellas, de las demás fuerzas políticas

262
Pedro Sánchez no es Pedro Durán (en la imagen), pero podría serlo, dada su capacidad para dar estabilidad a lo inestable. DIARIO DE CÁDIZ
Pedro Sánchez no es Pedro Durán (en la imagen), pero podría serlo, dada su capacidad para dar estabilidad a lo inestable. DIARIO DE CÁDIZ

Si Pedro Durán es un mago del Land Art (arte terrestre), un artista capaz de colocar en un imposible equilibrio piedras de diferentes tamaños y formas sin utilizar argamasa alguna, hasta construir una elevada y hermosa escultura, Pedro Sánchez acaba de inventar la Land Politics, es decir, el arte de levantar no solo un gobierno, sino también una clara probabilidad de continuidad sobre una minoría de 84 diputados, a base de ubicar sabiamente en la estructura al resto de grupos parlamentarios.

Se llama Pedro, como el nuevo presidente del Gobierno, y también es un especialista en crear estabilidad desde el más formidable desequilibrio. Pedro Durán, un gaditano de Arcos de la Frontera, es campeón de Europa de Land Art y uno de los primeros del mundo. Pedro Durán consigue el asombroso equilibrio de las piedras calculando y contrarrestando el peso, la masa, la forma y el centro de gravedad de unas y otras, hasta conseguir que en cada una se neutralice su tendencia a caer gracias al involuntario apoyo de las demás.


Pedro Sánchez inventa la Land Politics, consistente en dar estabilidad al PSOE sobre un desequilibrio en el que se contrarrestan las demás fuerzas políticas.


Pedro Sánchez se acaba de proclamar campeón de Europa de Land Politics (una forma de hacer política inventada, además, por él), al haber conseguido ganar una moción de censura, acceder a la Presidencia del Gobierno y crear un ejecutivo propio en 48 horas, con tan solo 84 diputados de un total de 350 y con el voto en contra nada menos que de 169. ¿Que cómo lo ha conseguido? Pues de la misma manera que Pedro Durán consigue levantar sus fantásticas esculturas de heterogéneas piedras sueltas, es decir, sumando a su propia fuerza de base otra serie de fuerzas fragmentadas y contrarrestándolas entre sí y con las demás, de modo que mientras unas y otras se neutralizan, el edificio, esto es, el gobierno de Pedro Sánchez, se mantiene en pie.

En el ámbito parlamentario, la docena larga de partidos que componen el Congreso de los Diputados sin contar mareas ni confluencias, desde el mayor en la cámara, con 134 escaños, hasta los menores, que solo tienen uno o dos, componen un mosaico tan variopinto como ilustrativo de que se puede levantar un edificio con piedras de todos los colores, tamaños y formas. El logro es tan eficaz, que todas ellas se neutralizan unas a otras de una u otra forma, de modo que, a la vista está, la escultura se mantiene en pie.

Dentro del equipo, la piedra más inestable, que puede desaparecer de la construcción (en cuanto el PSOE termine de darse cuenta del error cometido en este caso), pero que no hará caer a las demás, es la del asesor externo nombrado después por Pedro Sánchez, como hizo José Antonio Monago, director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. La consistencia de esta escultura gubernamental que es el nuevo ejecutivo de España resistirá incluso la inestabilidad –tanto si cae como si no- de Iván Redondo, que, en todo caso, no deja de ser un elemento anecdótico y perfectamente prescindible en el marco del conjunto, aunque algunos medios hayan magnificado interesadamente su papel ad nauseam.

Coronar una obra tan inestable es como basar un gobierno en 84 escaños, pero ambas cosas son perfectamente posibles. YOUTUBE
Coronar una obra tan inestable es como basar un gobierno en 84 escaños, pero ambas cosas son perfectamente posibles. YOUTUBE

Nos hemos permitido parafrasear a la periodista Elisa Armario, que en el Diario de Cádiz del pasado 26 de marzo publicaba un reportaje sobre Pedro Durán y sus fantásticas esculturas de piedras sueltas titulado “El hombre que desafía a la gravedad”. De ella hemos tomado prestado nuestro título de hoy y el enfoque simbólico de esta Carta, porque creemos que ninguna metáfora o alegoría ejemplifica mejor lo que ha conseguido Pedro Sánchez en un santiamén, que lo que logra Pedro Durán con sus aparentemente inestables esculturas de piedras naturales, sin otra manipulación que una sabia combinación contrapesada dentro de la ley de la gravedad, que, contra lo que pudiera pensarse (ahí están todos los equilibristas, trapecistas, acróbatas, volatineros y saltimbanquis del mundo para probarlo), admite infinitas posibilidades de estabilidad, equilibrio, consistencia y solidez.

LO QUE VA A PASAR

Nos han preguntado lectores y colegas, en correos remitidos a nuestra web y en las redes sociales, nuestra opinión sobre lo que va a ocurrir en los próximos meses. Sin llegar a las alturas proféticas de un genio como Iván Redondo, podemos aventurar que hay gobierno para rato y que van a salir de él muchas medidas útiles para la sociedad. Nadie se va a atrever a hacer caer un edificio que se le puede venir encima y aplastar al partido o partidos que no midan muy bien sus pasos. Y, además, Pedro tiene ahora la llave para convocar elecciones cuando lo estime pertinente. Podemos está sometido y en caída libre en las encuestas y cualquier maniobra de esta formación en estos momentos daría el poder de nuevo a la derecha. Tampoco Ciudadanos, con 32 diputados, puede hacer nada. Y el resto de fuerzas, tan fragmentadas (hasta 8 partidos han apoyado a Pedro y 4 se han opuesto a él), contribuyen sin saberlo, dadas las diferencias de sus formas, peso y volumen, a la estabilidad de un Gobierno tan atrevido pero bien cimentado como las esculturas de Pedro Durán, que no se vienen abajo hasta que él no lo decide.

Lo que va a ocurrir en los próximos dos años, según nuestras conjeturas, es lo siguiente:

1.- La exitosa jugada de Pedro Sánchez y su equipo político (la moción no ha sido una inspiración de Iván Redondo, sino que estaba hablada por la cúpula socialista desde hace meses, a partir de la testificación de Rajoy como testigo en el Caso Gürtel el 26 de julio del año pasado) ha causado un efecto tranquilizador en la sociedad española y la perspectiva electoral del PSOE se recupera a tal punto que ya se pronostica que puede ganar las próximas elecciones generales, como decía ayer ABC (http://www.abc.es/espana/abci-psoe-sube-primera-posicion-y-pp-distancia-ciudadanos-201806100207_noticia.html).

2.- Este Gobierno va a durar más de lo que algunos piensan, aunque es improbable que a Pedro Sánchez le interese agotar todo lo que queda de legislatura y probablemente convocará elecciones cuando las perspectivas le sean más favorables aun.

3.- A pesar de administrar unas cuentas aprobadas por el PP, el Gobierno socialista adaptará los Presupuestos Generales del Estado a las prioridades sociales y extraerá de ellos inmediatas medidas de impacto social.

Este puente sin argamasa alguna levantado por Pedro Durán es una involuntaria metáfora de lo que pretende hacer Pedro Sánchez en la política española. PINTEREST
Este puente sin argamasa alguna levantado por Pedro Durán es una involuntaria metáfora de lo que pretende hacer Pedro Sánchez en la política española. PINTEREST

4.- El Gobierno socialista empezará de inmediato a derogar, total o parcialmente, leyes, medidas y decretos injustos de la era Rajoy, entre ellos, el impuesto al sol, la ley mordaza, el IVA cultural, aspectos de la reforma de las pensiones, como su adaptación al IPC y la desaparición de la incompatibilidad de los escritores jubilados de poder percibir derechos de autor sin perder su pensión, etc.

5.- La vuelta a lo público, con la re-universalización de la Sanidad, la potenciación de la Educación pública y de la investigación e innovación, etc., en un claro giro socialdemócrata.

6.- La mayor atención a los colectivos abandonados por el PP y la derecha, como las enormes bolsas de pobreza infantil, las personas dependientes, los parados sin prestación y los trabajadores en riesgo o situación de pobreza a pesar de estar trabajando, a causa de la precariedad de sus empleos.

7.- El diálogo y la negociación, en todo lo que cabe dentro de la Constitución, con los independentistas de cualquier región de España, empezando por Cataluña, cediendo en lo posible y mostrando firmeza en el respeto a la ley. Y el inicio de la necesaria reforma de la Constitución, para proceder al imprescindible reajuste territorial.

8.- La aplicación tajante de la igualdad en todos los ámbitos institucionales, políticos y sociales que dependen del Gobierno y su instancia inequívoca en el resto de los ámbitos sociales y económicos.

Será difícil que nadie se atreva a derribar esta frágil estabilidad por temor a ser aplastado por el probable alud. PINTEREST
Será difícil que nadie se atreva a derribar esta frágil estabilidad por temor a ser aplastado por el probable alud. PINTEREST

9.- La recuperación de la relación, el protagonismo y el prestigio de España en las instituciones europeas y mundiales, gracias a la capacidad del nuevo presidente de comunicarse directamente con el resto de mandatarios mundiales tanto en los encuentros a dos como en foros y cumbres, debido a su dominio del inglés y del francés, y gracias también a la talla europea e internacional de sus ministros, en particular, de Josep Borrell.

10.- La regeneración política, la lucha (ahora sí de verdad) contra la corrupción, la limpieza de las instituciones y la normalización de la vida política y social, que el PP había llevado al paroxismo de lo irrespirable.

Podríamos seguir desgranando la relación de los acontecimientos que están por venir y que la ciudadanía va a poder ver de manera progresiva e ininterrumpida, pero con lo dicho queda esbozado el dibujo de la acción política del ejecutivo de Pedro Sánchez en sus diez vías principales.

En política nunca está dicha la última palabra –Rajoy creyó que sí con la aprobación de los Presupuestos y miren lo que le ocurrió al día siguiente- y puede pasar de todo en todo momento. Pero nos atrevemos a pronosticar que, salvo un cataclismo ahora mismo imprevisible, la escultura de piedras de Pedro Sánchez se mantendrá en pie hasta que él decida. Lo ha hecho y lo hará, como se puede apreciar, incluso con el admirable sentido estético del escultor Pedro Durán.

(José Mª Pagador es escritor, periodista y fundador y director de PROPRONews).

(NOTA: para ilustrar esta Carta nos hemos permitido la licencia de tomar prestadas estas imágenes de las maravillosas esculturas de Pedro Durán. Damos las gracias al artista y a los autores de las fotos).

MÁS SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTROS ARTÍCULOS DEL AUTOR

Con Iván Redondo, Pedro Sánchez ha metido en La Moncloa a “un mentiroso compulsivo”

Una jugada de libro

Sin biblia ni crucifijo, pues claro

PROPRONews acierta de pleno: Pedro Sánchez, presidente

La hora de Pedro Sánchez

Adiós, Rajoy, adiós

Clamoroso repudio de las bases a las viejas glorias insolidarias con el PSOE

Vara, de enemigo a pelota de Pedro Sánchez

Las 7 vidas de Pedro Sánchez

Veletas de la política

La rebelión de los torpes