Pablo Pasado: regreso al futuro del aznarato

Los primeros pasos del nuevo presidente del PP confirman la radicalización derechista del partido; publicamos las 14 pruebas del retroceso que promete

320
La admirable evolución del PP. APAGA
La admirable evolución del PP. APAGA

Los primeros días de Pablo Casado –al que muchos empiezan ya a llamar Pablo Pasado– al frente del PP corroboran lo que muchos temían: el giro radical hacia la derecha y rozando en muchos temas la ultraderecha del nuevo dirigente “popular”. Nunca alguien tan joven dio en menos tiempo más pruebas de mayor desfase con la sociedad y con el tiempo en que vive. Pablo Pasado es una versión “actualizada” del regreso al futuro del aznarato.

En el PP lo único que vuelve a tener futuro es la política de Aznar, es decir, esa nefasta acción de gobierno que nos metió en la guerra de Irak provocando el mayor atentado sufrido jamás por nuestro país; esa política discriminadora de la mujer, contraria al aborto, preconizadora de la exclusividad de la familia tradicional, proclive a la de supresión de impuestos, empeñada en privatizar lo público para regalarlo a los amiguetes, promotora y protectora de la educación privada, destructora del Estado del Bienestar.


No al aborto, familia tradicional, fuera impuestos, vuelta al patriarcado, machismo, fronteras, escuela privada, centralismo político…, la receta trasnochada de un líder con apariencia de joven.


Tan a la derecha y tan atrás gira Pablo Pasado que el Mariano Rajoy autor de la reforma laboral, del hachazo a las pensiones, de la ley mordaza y de tantos desafueros perpetrados en solo seis años parece un socialdemócrata a su lado. “El PP ha vuelto”, dijo Pablo Pasado tras despedir a Rajoy. Es decir, lo que nos esperaría a los españoles si ese joven y preclaro líder ganara las elecciones es todavía peor que lo que nos infligió Rajoy.

Cuando llamamos Pablo Pasado al nuevo líder del PP no hablamos por hablar. He aquí las pruebas indiciarias de lo que se nos avecina si este hombre llegase a gobernar nuestro país. Menos mal que esas recetas serán precisamente su tumba política, porque con ese programa jamás podrá ganar unas elecciones.

1ª) MACHISMO: Lo primero que se observa en la manera de actuar de Pablo Pasado es una vuelta al patriarcado y un machismo feroz. Esto se observa claramente observando la composición de la nueva dirección del PP. Entre los cinco máximos dirigentes –presidente, secretario general, secretario de organización y portavoces en Congreso y Senado- solo hay una mujer, es decir, la cúpula ha reservado solo un 20% de los puestos a las mujeres. Y los tres primeros son hombres. ¡Toma ya paridad e igualdad!


Las mujeres escasean en la nueva dirección del PP y la comunicación de la “nueva” política se deja en manos de una doctora en Historia Medieval.


Algo parecido podemos decir de todo el colegio directivo: de 51 miembros en total, solo 16 son mujeres, es decir, un mísero 31%. Esto demuestra la idea de igualdad entre sexos y de paridad que tiene Pablo Pasado.

2ª) NO AL ABORTO: Pablo Pasado es de los que creen que una moderna Ley del Aborto obliga a las mujeres a abortar. Hay que volver a explicarle que la ley está para protegerlas. Él es enemigo del aborto, claro, pero como no puede derogar toda la legislación, quiere que volvamos a superadas normativas anteriores.

3ª) DEFENSA DE LA FAMILIA TRADICIONAL: Su concepción de la familia es la tradicional de padre, madre e hijos. A regañadientes acepta el matrimonio homosexual y la familia actual en sus diferentes variantes. Su asistencia a la boda gay de Javier Maroto y el nombramiento de este como responsable de Organización del partido son cortinas de humo para no enajenarse el voto del numeroso e influyente electorado homosexual.

4ª) IMPUESTOS, NO: Pablo Pasado, como todo buen aznarista, es enemigo de los impuestos. Por él no habría ninguno. Por eso va a bajar o a suprimir todos los que pueda, si llega a gobernar. Su ideología consiste en que los que tienen dinero vivan a gusto y los que no lo tienen se busquen la vida, que el Estado no está para financiarles sus necesidades de educación, salud, dependencia, etc.

5ª) UNA ESPAÑA CENTRALISTA: Pablo Pasado suprimiría las autonomías si pudiera. Él es partidario de un Estado centralista en el que cualquier fórmula de ajuste territorial que no sea esa es una pamplina. Si llegara a gobernar se incrementaría, sin duda, la fuerza centrífuga de los separatismos, que tanto se han agravado durante los mandatos de Aznar (recordemos que llamó a ETA Movimiento Vasco de Liberación Nacional y que acercó a numerosos etarras a las cárceles vascas) y de Mariano Rajoy.


El caso de su máster y de sus estudios acelerados de Derecho son una trampa que le espera a su tiempo.


6ª) FRONTERAS EN EUROPA OTRA VEZ: Pablo Pasado preconizó no hace mucho suprimir el espacio Schengen, es decir, volver a las fronteras interiores entre los países que conforman la Unión Europea.

7ª) NO A LA RECONCILIACIÓN: Con su propuesta de derogar la Ley de Memoria Histórica y su oposición a la exhumación de los restos de Franco, Pablo Pasado pone trabas a la reconciliación nacional, que ha de basarse en eliminar las huellas de franquismo que aún perviven en la imagen pública de España, en compensar a las víctimas del franquismo y en recuperar los cadáveres de las decenas de millares de represaliados que aún permanecen en cunetas y fosas comunes.

8ª) XENOFOBIA: La nueva dirección del PP es claramente xenófoba y favorable al cierre de fronteras frente a la inmigración, en un país como el nuestro, que envejece a ojos vista y va a necesitar numerosa mano de obra externa para mantener el sistema actual.

9ª) REFORMA LABORAL: El nuevo líder del PP no solo no es partidario de derogar la cruel reforma laboral de Rajoy ni de suavizarla para permitir que respiren los trabajadores, sino que pretende, si llega al poder, hacerla aun más rigurosa.

10ª) CORRUPCIÓN Y REGENERACIÓN: Tampoco ha dicho una palabra sobre la corrupción que ahoga a su partido ni ha propuesto una sola medida de regeneración interna. De hecho, ha incorporado a su equipo o ha rehabilitado a viejas glorias que han sido partícipes de lo sucedido por acción u omisión.

De Casado a Aznar, una historia que supera a la ficción. APAGA
De Casado a Aznar, una historia que supera a la ficción. APAGA

11ª) NO A LO PÚBLICO: Igualmente es contrario a lo público y partidario de privatizar todo lo privatizable, desde la sanidad a las grandes empresas del Estado, y de apoyar a la enseñanza privada en detrimento de la pública.

12ª) CONFESIONALIDAD DEL ESTADO: Aunque la Constitución Española establece que el nuestro es un Estado aconfesional, Pablo Pasado aboga por primar a la Iglesia Católica en todos los ámbitos y por mantener la religión como una asignatura obligatoria y evaluable.

13ª) DESCONEXIÓN CON LA SOCIEDAD: La idea que tiene Pablo Pasado de conectar con la sociedad española actual, tan evolucionada y necesitada de un relato acorde con los tiempos, queda de manifiesto con el nombramiento de Marta González Vázquez, doctora en Historia Medieval, como vicesecretaria de Comunicación del partido. Una experta en Medievo al frente de la comunicación del PP da una idea de la mentalidad con la que Pablo Pasado afronta su mandato.

14ª) CORRUPTELAS Y TRAMPAS PERSONALES: Por lo que respecta a la carrera de Derecho y al máster de Pablo Pasado, su caso se parece como una gota de agua a otra al caso Cifuentes, que obligó a esta a dimitir por las irregularidades cometidas en la obtención de su máster y por las mentiras deslizadas en su defensa. No hay duda de que el nuevo líder “abultó descaradamente su currículo académico”, como han publicado diferentes medios. Por lo que ha trascendido, Pablo Pasado es un genio a la hora de estudiar. El tío aprobó media carrera de Derecho en cuatro meses y del máster consiguió que le convalidaran nada menos que 18 de 22 asignaturas, aprobando las cuatro que estudió con unos escuálidos trabajos que en la Universidad no aparecen y de los cuales solo hemos visto las pastas. El escándalo de los estudios universitarios del nuevo líder está en los tribunales y sin duda va a traer cola, porque las irregularidades son innegables y porque mentir a la sociedad no puede salir gratis.

Pablo Pasado, después de alabar la “obra” de Fraga y de Aznar, ha dicho que, con su victoria, “el PP ha vuelto”. Así pues, si el PP del Fraga de “la calle es mía”, del Aznar de la mentira y de la guerra de Irak, del trío de las Azores, del antieuropeísmo y del regreso a la España integrista y tradicionalista de antes ha vuelto y consigue gobernar de nuevo, que Dios nos coja confesados.

(José Mª Pagador es periodista, escritor y fundador y director de PROPRONews).

MÁS SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTROS ARTÍCULOS DEL AUTOR

PP: el increíble caso de la militancia menguante

Con Iván Redondo, Pedro Sánchez ha metido en La Moncloa a “un mentiroso compulsivo”

Una jugada de libro

PROPRONews acierta de pleno: Pedro Sánchez, presidente

Adiós, Rajoy, adiós

Politiquitis, la grave enfermedad de España

¡VERGÜENZA!

Yo (también) acuso