“No nos fiamos de Vara”

Estupor de las bases socialistas por su nombramiento

640

El ofrecimiento de Pedro Sánchez a Guillermo Fernández Vara –uno de los principales instigadores del golpe que derribó al primero-, para que encabece el Consejo de Política Territorial del PSOE, no ha caído nada bien en las bases que le dieron la victoria y le devolvieron el cargo. “Vara es de goma y se pliega a cualquier cosa con tal de seguir”, dicen algunos destacados militantes de diferentes regiones contactados por PROPRONews.

Los militantes que votaron a Pedro Sánchez en las recientes primarias que ganó con holgura están estupefactos, y hasta indignados, por la designación del secretario general extremeño y presidente de la Junta de Extremadura para presidir el Consejo de Política Territorial del PSOE, ofrecimiento que aquel le hizo y que Vara se apresuró a aceptar. Vara fue uno de los principales instigadores del golpe que derribó a Pedro Sánchez de la Secretaría General del partido, y un desleal compañero que durante meses se dedicó a atacar duramente al secretario general, especialmente en los medios de comunicación de la derecha y del Gobierno, medios que le abrieron las puertas de par en par para que denigrara a Sánchez, cosa que él hizo gustoso. Vara, como otros secretarios regionales, aunque más veladamente que ellos, dejó caer además, durante esos meses, su incompatibilidad con Pedro Sánchez y argumentó la imposibilidad de que el PSOE tuviera futuro y de que él mismo pudiera colaborar en ese futuro si Pedro Sánchez ganaba las primarias. Pero Pedro las ganó y la misma noche de la victoria, Vara fue el primero de los “traidores” –como les llama la militancia- que se apresuró a felicitarle y a ofrecerle públicamente su apoyo.

Las bases sanchistas tachan a Vara de hipócrita y aprovechado, recuerdan su pasado de militante de Alianza Popular -el partido de derechas del que nació el PP- y sus cambios de chaqueta, y apuntan que “de un traidor no te puedes fiar, porque, si le perdonas, te traicionará otra vez”. Los militantes pro-Sánchez recuerdan también las amenazas de otros barones traidores, como Emiliano García Page y Francisco Javier Lambán, que de forma directa, o más veladamente, aseguraron que dejarían sus cargos si Pedro Sánchez ganaba las primarias. “Muchos militantes –señalan estas fuentes- están esperando que cumplan su palabra y se vayan cuanto antes”. Esos mismos militantes, en cambio, aun sin haberle perdonado su participación activa en la traición y la manipulación que ha hecho de la gestora, alaban la coherencia de su presidente, Javier Hernández, quien, después de la aplastante victoria de Pedro Sánchez también en Asturias, ha anunciado su intención de no repetir como secretario general del partido en su comunidad.

Su designación para dirigir el Consejo de Política Territorial no ha caído bien entre muchos militantes.

Para muchos militantes el cambio de chaqueta de Vara no tiene otra explicación que la indignidad. Desde el verano de 2016, cuando terminó de gestarse la trama que iba a derribar a Pedro Sánchez y de la que Vara formó parte activa desde el principio, el extremeño no se recató en difamar a la Ejecutiva socialista en público y en privado. Su desprecio se trasluce en palabras suyas en las que calificaba a la Ejecutiva presidida por Sánchez como “un grupo de muchachos”. Llegó a decir textualmente, refiriéndose a Ferraz, que “donde antes había gente pensando cómo cambiar las cosas, hoy hay un grupo de muchachos pensando cómo no hacerlo”. Lo increíble es que, nueve meses después, Vara acepta presidir uno de los órganos de dirección del PSOE junto a ese “grupo de muchachos” que él despreciaba.

ESPÍRITU INTEGRADOR

Pero, por otra parte, muchos son también los militantes del PSOE, sanchistas y susanistas incluidos, que alaban el espíritu integrador de Pedro Sánchez después de su aplastante victoria en las primarias, destacan la buena digestión que ha hecho de la terrible experiencia del “golpe” que sufrió, y valoran su sentido estratégico a la hora de diseñar el presente y el futuro del nuevo PSOE, un partido en alza debido al “efecto Sánchez” y al desinflamiento, lento pero constante, del “globo Pablo Iglesias”.

Para otros, este movimiento integrador revela la capacidad estratégica de Pedro Sánchez.

En este ámbito, integración y estrategia, se inscribe, según esta interpretación, la propuesta hecha a Vara para encabezar el Consejo de Política Territorial, un órgano de segunda fila, “pero –dicen estas fuentes- que permite tener más controlado al traidor”. En efecto, el órgano, que agrupa a los secretarios regionales y los barones territoriales, y que hasta ahora presidía Susana Díaz, no tiene demasiada relevancia ni actividad. De hecho, en los últimos seis años se ha reunido solo dos veces, según las fuentes consultadas. “Ahora –dicen nuestros informantes- seguro que se reunirá más a menudo, pues a Vara le gusta figurar y venir a Madrid con cualquier excusa”.

Durante meses descalificó a Pedro Sánchez en todos los foros
Durante meses descalificó a Pedro Sánchez en todos los foros

Lo que está claro es que esta vez una traición como la ejecutada por Vara y el resto de la camarilla no será ya posible. Pedro Sánchez ha aprendido bien la lección y en su Ejecutiva ya no hay barones. Por otra parte, si prosperan las reformas internas propuestas, como la libertad de concurrir a primarias sin necesidad de avales y a doble vuelta, Pedro Sánchez puede garantizarse a corto-medio plazo la fidelidad de todas las federaciones regionales y provinciales del partido. Es lo que esperan sus fieles y la mayoría que le ha votado, y que, a corto y medio plazo. quieren repetir esa mayoría en todas las regiones y provincias.