Mezquino desplante de destacadas figuras socialistas a su propio partido

El plantón a la Escuela de Buen Gobierno del PSOE, que se celebra hoy y mañana, una venganza servida en plato frío

6398
Al parecer, no tienen tiempo para su propio partido. RTVE
Al parecer, no tienen tiempo para su propio partido. RTVE

En este artículo, la autora, destacada militante socialista y exalto cargo de la Junta de Andalucía, entre otras cosas afea a ciertos políticos socialistas que han tenido o tienen un papel relevante en el partido, entre ellos Felipe González y Susana Díaz, el desplante que le han hecho a esta formación este fin de semana y el plantón dado a la Escuela de Buen Gobierno del PSOE y, en definitiva, a su secretario general, elegido por una amplísima mayoría de las bases, Pedro Sánchez.

Pilar Gómez Casero
Pilar Gómez Casero

Desde que me afilié al PSOE en 1986 muchos han sido los Secretarios Generales salidos de los respectivos Congresos federales, regionales o provinciales, que han liderado la organización. Evidentemente, todos ellos y ellas no fueron la persona por la que yo hubiera optado en el caso de que no fuera la única aspirante a ese puesto. Pero una vez elegida, esa persona ha sido mi Secretario o Secretaria General en cualquiera de los ámbitos para los que se le delegó esa responsabilidad. Y he defendido sus propuestas, una vez debatidas, y sus decisiones, una vez tomadas, como el compromiso fundamental que adopté al afiliarme. Así ha sido siempre en un partido democrático que pretende llegar al gobierno para mejorar la vida de los ciudadanos. Y así lo hemos entendido los miles de militantes que lo conformamos.


Me duele el interés de algunos notables compañeros en poner continuos obstáculos a la labor y la consolidación del primer Secretario General elegido de forma directa por los socialistas.


Por eso me duele y me desubica tanto el interés de algunos de entre ellos, notables compañeros, en poner continuos obstáculos a la labor y la consolidación del primer Secretario General elegido de forma directa por los propios socialistas. No alcanzo a comprender las críticas a unas propuestas que aún están en desarrollo ni a unas decisiones que se basan precisamente en los principios programáticos del propio Partido.

Digo esto a raíz de las últimas declaraciones públicas de militantes como Blanca Estrella, Presidenta de la Asociación Clara Campoamor, sobre la negativa del Grupo Socialista a la revisión de la prisión permanente revisable, pidiendo perdón a las víctimas de asesinatos en nombre de la militancia socialista. ¿Quién le ha dado permiso a esta señora para ser mi voz en este tema ni en ningún otro? ¿Porqué no se lee la Constitución Española y los principios del Partido antes de sumarse a ese batallón de ira ciega que aprovecha la delicada situación que atravesamos para sacar rédito político?

¿Y cómo puede Alfonso Guerra alabar a Ciudadanos en un medio público y hacerle merecedor del premio de gobernar España? No creo que a estas alturas se haya vuelto neoliberal Alfonso Guerra…


Son los mismos que coadyuvaron a la defenestración del Secretario General aquel nefasto 1 de Octubre.


DESPLANTES INACEPTABLES

En estos momentos se desarrollan unas Jornadas sobre Buen Gobierno organizadas por la Ejecutiva Federal. Un cónclave en el que lo lógico hubiera sido la participación de socialistas que han gobernado España desde la transición, para aportar sus experiencias y los conocimientos adquiridos sobre liderazgo político. Una aportación interesante y solidaria con la actual Ejecutiva Federal ante la posibilidad de elecciones anticipadas, como han hecho, entre otros, Zapatero, Solana, Almunia, y los Presidentes autonómicos de Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón y Baleares.

Pero, lamentablemente, también en este caso hay quien sigue sin aceptar que el Secretario General lo es porque ganó unas primarias. Felipe González, Rubalcaba, Susana Díaz, la perdedora de esas primarias, Ximo Puig, que debe de tener mucho trabajo para mantener el pacto con Podemos…, no están en esta Escuela de Buen Gobierno que tiene lugar este fin de semana en Madrid. Me llama especialmente la atención la ausencia de Javier Fernández, elegido presidente de la gestora que sustituyó a la anterior Ejecutiva de Pedro Sánchez, porque esa responsabilidad se le supone a una persona coherente, leal y objetiva, que ayude a eliminar tensiones y a restablecer la unidad en la organización.

¿La asistencia de todos ellos pudiera interpretarse como un apoyo a Pedro Sánchez, mientras lo contrario debilita la posición del PSOE como principal partido de la oposición de cara a los posiblemente próximos comicios? ¿O de verdad es una manera de expresar su enfado porque Elena Valenciano no vaya a presidir el grupo socialista en el Parlamento europeo? Una Ejecutiva Federal tiene, entre otras atribuciones, la de decidir quién es la persona idónea y de confianza para representarla en un determinado ámbito Y desde luego, ha sido mucho más elegante ella misma al reconocerlo así, que los que han dado el portazo a las Jornadas. Los mismos que, por otra parte, coadyuvaron a la defenestración del Secretario General aquel nefasto 1 de Octubre, para ver cómo la militancia volvía a elegirlo, en un proceso limpio y democrático que no terminan de digerir.

Como militante socialista, espero que no se pongan de perfil a la hora de colaborar en la campaña del Partido para llevar a Pedro Sánchez a la Moncloa, porque, en ese caso, quedaría bien claro cuáles son sus principios y cuáles sus intereses. Y sería triste que coincidieran más con la derecha que con sus propios miles de compañeros y compañeras del PSOE.

(Pilar Gómez Casero, es militante socialista, licenciada en Filología Anglogermánica, profesora titular de Instituto, ex-directora general de Comercio de la Junta de Andalucía y ex-diputada en el Parlamento Andaluz).

OTROS ARTÍCULOS DE LA AUTORA EN PROPRONEWS

De la sinrazón a la incoherencia

¿Por qué le teme Susana Díaz al 3%?

Cataluña y las Españas