Los peores 100 primeros días de gobierno de la democracia

La maldición de Iván Redondo empieza a cumplirse en Pedro Sánchez

614
Mitin de Pedro Sánchez en Sevilla en 2017. Esa frescura y conexión con la gente se está perdiendo. J. M. PAGADOR
Mitin de Pedro Sánchez en Sevilla en 2017. Esa frescura y conexión con la gente se está perdiendo. J. M. PAGADOR

La maldición de Iván Redondo consiste en que nunca logra una victoria por mayoría absoluta para los políticos que asesora y, lo que es peor, estos pierden siempre las siguientes elecciones bajo su tutela y quedan marcados negativamente para siempre, como les ocurrió a Monago y a Albiol. Una maldición que, visto el arranque del mandato de Pedro Sánchez bajo el asesoramiento del “gurú”, empieza a cumplirse prematuramente en el nuevo presidente. En esta información desvelamos los 39 síntomas principales del desgaste prematuro del presidente del Gobierno y el nefasto storytelling (relato) que Redondo está haciendo de su gestión. A juicio de muchos analistas y ciudadanos son el peor arranque de un Gobierno en nuestra democracia.

Hoy se cumplen los primeros cien días de gobierno de Pedro Sánchez y el balance, a juicio de diferentes analistas, ciudadanos e incluso simpatizantes y votantes del PSOE, es desolador. A juicio de muchos son los peores cien primeros días de gobierno en la actual democracia española, incluidos los de Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José Mª Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. En ninguno de esos inicios de mandato se vio semejante acumulación de errores, bandazos y marchas atrás. Además, el presidente Sánchez aparece encorsetado en un papel diseñado para él que no se corresponde con la alegría, frescura y naturalidad de la campaña que le llevó a ganar abrumadoramente las primarias de su partido. Las alarmas se han encendido en el PSOE, tanto entre los pedristas como entre los que no lo son, por la deriva contradictoria del presidente y por su política sin contar con las comunidades (inmigración, techo de gasto, financiación autonómica, hecho diferencial de Cataluña que nadie acepta en el partido, etc.)


39 síntomas de que el mandato del actual presidente ha empezado gafado.


Los errores cometidos en el arranque de la presidencia de Pedro Sánchez bajo la batuta marketiniana de Iván Redondo en realidad no pueden ser llamados errores. Un error es el fallo de alguien que podía haber elegido lo correcto o verdadero y se equivoca sin querer. Pero lo de Iván Redondo es diferente porque en sus pautas no cabe posibilidad de corrección, primero, dado que toda su estrategia está viciada de partida; y segundo, porque él cree estar absolutamente en lo cierto. La suya –como se ha visto hasta la saciedad con Basagoiti, Albiol y Monago, los tres políticos asesorados por él, y hundidos electoralmente a las primeras de cambio, antes de llegar a Pedro Sánchez- es una estrategia huera, vacía, superficial, hecha de golpes de efecto sin sustancia, copiada del rancio marketing norteamericano, ideada a la medida de su fantasía y no de lo que necesita en realidad el líder que cae en sus manos. Por eso da igual que asesore a alguien del PSOE o del PP, de izquierdas o de derechas, porque su estrategia, ideas y relato serán siempre los mismos.

En los comienzos de la aplicación de tales artificios es posible que surja algún logro con apariencia de éxito –generalmente determinado más por las circunstancias que por el acierto de su guía, como el cansancio del electorado con los gobiernos de izquierda durante más de 30 años en Badalona y en Extremadura, que dieron la victoria en minoría y por una sola vez al PP, o como la moción de censura, ganada a causa del pozo de corrupción del PP-, pero luego, cuando realmente tiene que demostrar que su fórmula es correcta, cuando tiene que revalidarla en unas nuevas elecciones, lo que cosecha es un clamoroso fracaso, con el efecto secundario, además, de dejar marcados para siempre a sus “pupilos” con un tinte caricaturesco, xenófobo o directamente racista. Eso es lo que se ha visto hasta ahora. Es lo que nosotros llamamos “la maldición de Iván Redondo”.

La militancia socialista que apoyó a Sánchez empieza a desencantarse. J.M. PAGADOR
La militancia socialista que apoyó a Sánchez empieza a desencantarse. J.M. PAGADOR

Con el “gurú”, Sánchez ya ha cumplido la primera parte de la historia: a pesar de sus escasos 84 diputados ya es presidente del Gobierno; pero si las cosas evolucionan como evolucionaron para Monago y Albiol, la siguiente etapa puede ser un fracaso, que en buena parte será la consecuencia del “relato” –siempre tan ridículo en todos los casos- que desarrolla el spin doctor. Nótese, además, que el éxito inicial de Sánchez, tampoco –como en los casos de Monago y Albiol- puede atribuirse a méritos indiscutibles del asesor. Del mismo modo que, con su asesoramiento, Monago ganó, por primera y única vez, en Extremadura (y en minoría), debido sobre todo al cansancio de 30 años de gobiernos socialistas ininterrumpidos; y del mismo modo que Albiol, con el asesoramiento de Redondo, ganó por primera y única vez la alcaldía de Badalona (y en exigua minoría), a causa especialmente del cansancio de 32 años ininterrumpidos de corporaciones socialistas; Pedro Sánchez ganó la moción de censura no por los efectos milagrosos de ningún asesoramiento –tan elemental y banal, por otra parte- sino por el pozo de corrupción en el que se ha ahogado el PP y por la conjunción de interesados factores de oportunidad de los nacionalistas catalanes y vascos.

A partir de ahí –como la oportunidad que tuvieron Monago y Albiol de hacer política verdadera y no el marketing electoral redondiano que les condujo a toda velocidad hacia la derrota- el éxito o el fracaso de la siguiente oportunidad que tenga Pedro Sánchez, que indefectiblemente será ya en las urnas, depende de la manera de hacer política (la forma) y del programa político (el fondo) que han de ser veraces, convincentes, austeros, ejemplares, transparentes y honrados. Y, lamentablemente, por lo que hemos visto en los primeros cien días de gobierno de Sánchez con el asesoramiento de Iván Redondo, los gestos huecos, la banalidad, los bandazos, las marchas atrás, las promesas incumplidas y el fracaso del relato –el famoso storytelling, algo de lo que tanto presume, sin fundamento, el “gurú”-, la maldición parece haber empezado a hacer efecto ya. No solamente se ha dado cuenta de eso una buena parte de la ciudadanía, sino que, lo que es peor para el futuro electoral del presidente, numerosos militantes, simpatizantes y votantes socialistas contemplan asombrados y descorazonados esta deriva. De hecho, militantes sanchistas han empezado ya a discrepar públicamente en redes sociales y en grupos de whatsapp, cosa impensable hace solo cien días.


Una sucesión de prematuros errores políticos y de imagen, bandazos, descontrol, y el “relato” infantiloide del asesor enturbian la gestión del presidente en tiempo récord.


Sin entrar en otros aspectos ridículos del “relato” que está tejiendo Iván Redondo en torno a Pedro Sánchez –y que publicamos en una información aneja- la deriva de la que hablamos se pone de manifiesto en la siguiente lista de contradicciones, bandazos, promesas incumplidas y despropósitos, a todas luces excesivos en número, alcance y estilo para tan corto lapso de tiempo, y que convierten el inicio de Pedro Sánchez en “los peores primeros cien días de gobierno en la democracia”.


La comunicación de la acción de Gobierno, responsabilidad directa de Redondo, es pueril y desastrosa.


1.- IVÁN REDONDO: de mano derecha de Monago y azote del PSOE, a valido de Pedro Sánchez con más poder que los ministros.

2.- MAXIM HUERTA: de defenderle y decir que estaba limpio, a su cese fulminante.

3.- PEDRO DUQUE: de defensor a ultranza de la enseñanza privada en declaraciones públicas, a ministro de Ciencia y Universidades.

4.- CONSEJO DE RTVE: del prometido consenso para un nuevo consejo de administración, a un lío monumental y al nombramiento de una administradora única que no ha satisfecho a nadie.

5.- PROFESIONALES DE RTVE: de prometer neutralidad y respeto, a permitir, si no alentar, la actual purga.

6.- FRANCO: de anunciar su exhumación en julio, a posponerla para final de año o cuando se pueda.

7.- VALLE DE LOS CAÍDOS: de anunciar su conversión en un memorial para la reconciliación o en museo de la Guerra Civil, a dejarlo como un simple cementerio civil.

8.- AMNISTÍA FISCAL: de pedir insistentemente la publicación de la lista de amnistiados, a desistir de publicarla.

9- INMIGRACIÓN: de recibir al Aquarius a bombo y platillo, a las devoluciones en caliente y las detenciones de inmigrantes.

10.- VALLAS DE CEUTA Y MELILLA: de anunciar la retirada de las concertinas, a reforzar la seguridad de los recintos fronterizos.

11.- PRESUPUESTOS: de anunciar su inmediata aprobación, a posponerlos sine die.

Tuit catalán de Pedro Sánchez de apoyo las víctimas, de donde se eliminaron el escudo y la bandera de España. MONCLOA
Tuit catalán de Pedro Sánchez de apoyo las víctimas, de donde se eliminaron el escudo y la bandera de España. MONCLOA

12.- TECHO DE GASTO: de anunciar su aumento en 6.000 millones para 2019, a esperar a ver qué pasa.

13.- CONSENSO: de prometer diálogo y consenso, a intentar suprimir la capacidad de veto del Senado donde es mayoritario el PP.

14.- IMPUESTO A LA BANCA: de anunciar su aprobación inmediata, a decir que ya no es un “objetivo inminente”.

15.- FINANCIACIÓN AUTONÓMICA: de proclamar la urgencia de la reforma del modelo actual, a descartarla por el momento.

16.- GASTO MILITAR: de descartar subirlo, a asumir una subida del 2% del PIB ante la presión de Trump.

17.- REFORMA LABORAL: de prometer su derogación inmediata, a aplazarla sine dice y parchear con medidas parciales que no satisfacen a nadie.

18.- EJEMPLARIDAD: de proclamar la necesidad de apariencia de la honestidad de la mujer del César, a la contratación de la esposa del presidente por el Instituto de Empresa.

19.- PUERTAS GIRATORIAS: de prometer la máxima escrupulosidad, a colocar a los amigos y correligionarios en las grandes empresas y cargos del Estado, no por sus méritos o capacidad, sino por su cercanía al líder.

20.- PARLAMENTO: de defender su papel en la vida política, a ignorarlo y gobernar por decreto ley cuando no se puede tener mayoría.

21.- DECRETOS LEYES: de criticar el uso abusivo del decreto ley por parte de Rajoy, a promulgar siete en menos de tres meses.

22.- VIOLENCIA DE GÉNERO: de prometer contar con los colectivos implicados, a quitar atribuciones a los jueces por decreto ley en esta materia tan sensible, modificando de facto la legislación existente.

23.- QUIM TORRA: de apoyar firmemente el 155, a guardar silencio cuando Torra dice públicamente que van a “atacar al Estado”.

Juez Llarena, protagonista de uno de los mayores bandazos del Gobierno. PROPRONews
Juez Llarena, protagonista de uno de los mayores bandazos del Gobierno. PROPRONews

24.- RUPTURA SOCIEDAD CATALANA: de proclamar la defensa de la convivencia y acusar de irresponsable la acción del gobierno de Rajoy en esta comunidad autónoma, a asistir pasivamente al creciente y cada vez más grave enfrentamiento civil.

25.- ESTATUTO CATALÁN: de la firmeza contra la secesión, a proponer un referéndum de autogobierno innecesario y disgregador, que da alas a los independentistas y es un agravio comparativo para las demás comunidades autónomas.

26.- JUEZ LLARENA: de negarle la defensa en Bélgica y decir que es un asunto privado, a contratar un bufete para su defensa, bajo la presión de la práctica totalidad de jueces, fiscales, Abogacía del Estado y Consejo General del Poder Judicial.

27.- BÉLGICA: de aceptar pasivamente la intromisión de la justicia belga en la jurisdicción española sin tomar medidas, ni siquiera diplomáticas, a proclamar que la defensa de Llarena es un asunto de Estado.

28.- AUSTERIDAD: de proclamar la ejemplaridad y la austeridad en la vida pública, a utilizar sin escrúpulos los aviones Falcon y las residencias veraniegas del Estado.

29.- TRANSPARENCIA: de prometer transparencia máxima, a declarar secreto oficial los detalles del viaje del presidente en Falcon a Valencia para asistir a un concierto.

30.- COMUNICACIÓN: de acusar a Rajoy de esconderse tras un plasma, a dar una sola rueda de prensa en cien días.

31.- BANDERA DE ESPAÑA: de proclamar la vigencia de los símbolos nacionales, a quitar la bandera y el escudo nacionales de un tuit de Moncloa en catalán por las víctimas de los atentados terroristas en Cataluña.

32- PROSTITUCIÓN: de legalizar en el BOE a OTRAS, un “sindicato de trabajadoras sexuales”, a suprimirlo sin solución de continuidad.

33.- FUERZAS DE SEGURIDAD: de criticar los ceses de Rajoy en la cúpula de la Policía Nacional y la Guardia Civil, a destituir fulminantemente al eficaz jefe de la UCO.

34.- CLARIDAD: de prometer actuar con claridad y decir la verdad, al doble lenguaje y la contradicción por sistema.

35.- CIS: de acusar a Rajoy de manipular los estudios y cocinar las encuestas oficiales, a colocar al frente del Centro de Investigaciones Sociológicas a un conocido “cocinero” propio.

36.- PRIORIDADES: de proclamar cuáles deben ser las prioridades, sobre todo la recuperación económica y el empleo, con claros síntomas de desaceleración y aumento del paro, a dedicar una semana a un viaje intrascendente y carente de contenido por Latinoamérica solo por “cultivar la imagen presidencial”.

37.- REY EMÉRITO: de pedir ejemplaridad, a bloquear con el PP y Cs una comisión de investigación sobre el supuesto cobro de comisiones ilegales y la presunta fortuna del monarca en paraísos fiscales

38.- INDUSTRIA MILITAR: de incumplir un contrato de venta de bombas a Arabia Saudí y poner en peligro decenas de millones de euros en contratos de la industria militar y civil española en dicho país, a decir que solo es una declaración y empezar a dar marcha atrás.

Los militantes que apoyaron masivamente a Pedro Sánchez empiezan a preocuparse seriamente. J.M. PAGADOR
Los militantes que apoyaron masivamente a Pedro Sánchez empiezan a preocuparse seriamente. J.M. PAGADOR

39.- CENTRALES NUCLEARES: de anunciar su cierre al término de su vida útil, a replantearse ahora su continuidad más allá de 2028.

Estos son los 39 asuntos mayores –hay multitud de detalles más que harían interminable la relación- que han puesto de manifiesto, en primer lugar, la contradicción entre lo que Pedro Sánchez dice y lo que hace; y, en segundo lugar, el fracaso del nefasto “relato” tejido en torno a su presidencia desde la dirección del Gabinete de La Moncloa, que ostenta Iván Redondo, junto con alguno o algunos de sus socios y compañeros en su consultora Redondo y Asociados, que se ha llevado a palacio a costa de todos los españoles, como antes hiciera con Monago en Extremadura. ¿Y todo para qué y, además, con un coste tan elevado? Pues para enturbiar una política que se prometía clara y transparente, para cosechar fracaso tras fracaso a un ritmo endiablado -incluido el galopante deterioro de la imagen del presidente, cuestión no menor y que es responsabilidad directa del “gurú”-, y para enajenarse el favor de la opinión pública y de los propios votantes socialistas, algunos de los cuales, en declaraciones efectuadas a este periódico, se muestran completamente desencantados y dudan si votarán en las próximas elecciones, visto lo visto estos cien días.

Las encuestas son favorables a Pedro Sánchez por ahora, según augurios diversos. Pero hay un mar de fondo en el electorado en general, y particularmente en el electorado socialista, que no está reflejado todavía en ningún sondeo. Y eso puede ser determinante. Pedro Sánchez ya es presidente del Gobierno, como Monago lo fue de Extremadura y Albiol de Badalona a la primera. Los tres son políticos muy diferentes, pero, ¡ay!, tienen una cosa nefasta en común: el asesor aúlico de todos ellos es Iván Redondo, el autoproclamado genio de la consultoría política española y mundial. Pero, ¡ojo!, Monago y Albiol solo ganaron la primera vez –y no por mayoría suficiente, y gracias sobre todo al cansancio del electorado con las largas etapas socialistas previas-, y no revalidaron el cargo a la segunda oportunidad. Ahora que Pedro Sánchez ya “ha ganado”, ¿se cumplirá ahora, una vez más, “la maldición de Iván Redondo”?

En el PSOE, según hemos podido saber de buena fuente, cunde la alarma a nivel nacional y autonómico por lo que está ocurriendo en la Presidencia del Gobierno y por el desempeño de ciertas ministras y ministros. Algunos dirigentes se preguntan si Pedro Sánchez no estaría mejor asesorado echando mano de alguien más realista, más conectado con la ideología socialdemócrata y menos mercenario y fantasioso, alguien, en fin, más leal, mejor preparado y menos presuntuoso e iluminado.

(José Mª Pagador es periodista y escritor y fundador y director de PROPRONews).

MÁS SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

Otra medida errática y unilateral del Gobierno pone en serio peligro el mercado saudí para las empresas españolas

El desmesurado e inadmisible protagonismo de Iván Redondo en la gira latinoamericana de Pedro Sánchez levanta ampollas en el PSOE

La maldición de Iván Redondo

Cifras que prueban “la maldición” de Iván Redondo

¿Viaje oficial o excursión de coleguitas?

Una jugada de libro

Sin biblia ni crucifijo, pues claro

PROPRONews acierta de pleno: Pedro Sánchez, presidente

La hora de Pedro Sánchez

Adiós, Rajoy, adiós