Ligerísimo y perdido equipaje

Pocas veces podemos ver, como hoy, lo que se dejan en una patera los inmigrantes cuando huyen en desbandada

142
El fondo de una patera es una puerta al abismo humano. PROPRONEWS
El fondo de una patera es una puerta al abismo humano. PROPRONEWS

La patera que llegó ayer a la playa de la Victoria de Cádiz fue despojada hoy de sus pertenencias por la autoridad y será retirada mañana lunes de la arena. Su presencia estorba y molesta a la vista de quienes tenemos un techo agradable y comemos todos los días. Pocas veces podemos ver las pobrísimas pertenencias de estos hombres y mujeres que huyen del hambre, de la represión y de la guerra. Asomarse al fondo de esta patera es asomarse al abismo de la humanidad.

Ligero de equipaje como los hijos de la mar, decía el poeta. Pero hay gente cuyo equipaje es todavía más breve y escaso que el de los marinos. Son los hijos de la tierra cuando el hambre, la guerra y la represión se ceban con ellos. Son los hijos de África en este caso.


Sus escasas y pobres pertenencias abandonadas delatan la atroz injusticia del mundo.


Como publicamos ayer (http://www.propronews.com/quien-le-importa-otra-patera/), a primera hora de la mañana del sábado una patera procedente de la costa de Marruecos encalló en las arenas de la playa gaditana de la Victoria. La embarcación de madera ha permanecido embarrancada cuarenta y ocho horas. Hoy domingo, miembros de la Policía Local de Cádiz procedían a retirar el contenido del bote, las escasas pertenencias que dejaron abandonadas sus ocupantes en su apresurada huida. No hay duda de que tuvieron que salir por piernas, porque había calzado casi nuevo colgando de las cuadernas, pantalones con su cinturón de cuero desmayados sobre el trancanil, prendas de vestir diversas tiradas, mochilas abandonadas, comestibles que no tuvieron tiempo de comer, bebidas que no tuvieron tiempo de beber…

La Policía Local, retirando las pertenencias de los inmigrantes huidos. PROPRONEWS
La Policía Local, retirando las pertenencias de los inmigrantes huidos. PROPRONEWS

El fondo de la embarcación estaba tapizado de frutos secos, cacahuetes, pistachos, alimentos energéticos para sobrevivir al frío de la mar y al cansancio de la huida. Había también botellas de agua y de zumos rotuladas en árabe. A un costado del bote, sobre la arena, un montón de despojos de lo que fueron las pertenencias imprescindibles de seres humanos iguales a nosotros, esperaban ser introducidos en negras bolsas de basura por los agentes. Hasta eso perdieron en su huida. Hasta lo poco que tenían. De todo ello no quedará nada mañana lunes, cuando los servicios municipales retiren la embarcación. Se habrá disipado entonces todo rastro de que veinte o treinta hombres y mujeres llegaron ateridos a las costas gaditanas y tuvieron que salir huyendo a toda prisa porque alguna amenaza les sorprendió al llegar.

¿Quién abandonaría estas deportivas casi nuevas si no por necesidad? PROPRONEWS
¿Quién abandonaría estas deportivas casi nuevas si no por necesidad? PROPRONEWS

En este caso no hay nada más que decir. Las imágenes hablan por sí solas. Gracias a ellas podemos asomarnos, como todos esos curiosos que esta mañana observaban el espectáculo, al espanto mudo de una tragedia que no cesa. Es el abismo de esta humanidad injusta.