Las ocurrencias y el protagonismo de Iván Redondo oscurecen la gestión y la imagen de Pedro Sánchez

Las meteduras de pata y el afán de poder del asesor preocupan al aparato y a la militancia socialista

670
Redondo, en su época de gurú de Monago, fotografiado en la presidencia de la Junta extremeña. Hoy, eso sí, tiene más pelo.
Redondo, en su época de gurú de Monago, fotografiado en la presidencia de la Junta extremeña. Hoy, eso sí, tiene más pelo.

El aparato y la militancia socialista, según fuentes bien informadas consultadas por este periódico, están seriamente preocupados por la gestión del director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno y mano derecha de Sánchez, a quien muchos llaman ya “el valido”, que con sus ocurrencias, salidas de tono y protagonismo viene colaborando activamente a que los primeros 100 días de este Gobierno, que se cumplen hoy, se hayan convertido, en parte, en una caricatura.

Desde la primera entrevista en Moncloa tras la toma de posesión, con las ventanas abiertas y un idílico y tópico atardecer de fondo, hasta la comunicación gráfica de la gira latinoamericana del presidente, pasando por la ridícula campaña de imagen desplegada por Iván Redondo durante estos primeros cien días de Pedro Sánchez en la Presidencia del Gobierno, todo ese relato superficial, frívolo y plagiado ha contribuido seriamente al deterioro de la imagen pública del presidente, que ha empezado a ser visto como una caricatura de sí mismo aun por muchos de sus incondicionales, según reconocen diversos medios y fuentes dentro y fuera del PSOE.

Los posados con el perrito en la Moncloa, a imitación de posados idénticos de políticos norteamericanos –de donde dice beber el asesor-, las fotos en el interior del avión presidencial –como los del presidente Kennedy-, las imágenes saliendo o entrando en el helicóptero, el primer plano de las manos de Sánchez –copia exacta del primer plano de las fotos de Iván en su web Redondo y Asociados que, por cierto, sigue funcionando como si tal cosa sin cambiar de nombre, lo cual constituye una grave incompatibilidad-, o el protagonismo del asesor en el reciente viaje por Latinoamérica, en el que el subordinado aparecía en las fotos oficiales en la alfombra roja, al mismo nivel que su jefe y que los presidentes de las repúblicas visitadas, todo eso y más que los lectores pueden hallar mirando en Internet, da idea del “nivel” del asesoramiento del “gurú” del presidente. No solamente no está ayudando en nada ese asesoramiento de cara a la opinión pública –a lo mejor, de puertas para adentro, Iván Redondo alumbra cada día una docena de genialidades que nadie más ve-, sino que está ayudando a destruir la buena imagen que Pedro Sánchez tenía al llegar a la Moncloa hace apenas tres meses.

Aparte de esa cascada de plagios fotográficos que ha hecho el asesor sin ningún escrúpulo y, peor aún, con la torpeza de no prever que alguien se los sacaría a relucir, otra serie de inconcebibles meteduras de pata ponen de manifiesto la “altura” de sus servicios, como cuando el 17 de agosto Pedro Sánchez se vio obligado a rectificar un tuit en catalán de apoyo a las víctimas de los atentados de Cataluña, de los que se había eliminado la bandera y el escudo de España para no ofender (no) sabemos a quién, y que tuvo eco crítico en todos los medios españoles; o como cuando Moncloa felicitó a los españoles por el Día Mundial de los Emojis, cuyo risible tuit fue borrado poco después; o la playlist del PSOE, con la banda sonora del verano según las canciones que gustan a la ejecutiva socialista hecha pública semanas atrás, otra acción genial en la que se aprecia la mano del asesor, porque, según fuentes bien informadas “Pedro no hace nada sin consultarle, lo mismo que hacía Monago, que llegó a convertir a Iván en el hombre más poderoso de la Junta de Extremadura sin ser consejero. Solo falta aquí que el presidente le otorgue rango de ministro”.

Todo se andará, dicen algunos. Por el momento, todo el mundo ha podido ver el poder que Pedro Sánchez otorga a su asesor, al situarle en primera fila, en las fotos oficiales con los presidentes de las repúblicas latinoamericanas visitadas recientemente.

TOP DE TONTERÍAS DE IVÁN REDONDO EN 100 DÍAS DE GOBIERNO

EL PLAGIO EN EL AVIÓN

Sánchez imitando a Kennedy en el avión presidencial.
Sánchez imitando a Kennedy en el avión presidencial.

KennedyMÁS PLAGIO EN EL AVIÓN

Con gafas de sol y un asesor dentro del avión, como Kennedy.
Con gafas de sol y un asesor dentro del avión, como Kennedy.

KennedyEL PLAGIO DEL HELICÓPTERO

Pedro Sánchez, fotografiado imitando a Obama, en otra ocurrencia de Iván Redondo.
Pedro Sánchez, fotografiado imitando a Obama, en otra ocurrencia de Iván Redondo.

Barack ObamaEL PLAGIO DEL PERRITO

Pedro Sánchez con el perrito en las escaleras de Moncloa, como Obama y tantos presidentes americanos en la Casa Blanca.
Pedro Sánchez con el perrito en las escaleras de Moncloa, como Obama y tantos presidentes americanos en la Casa Blanca.

ObamaEL PLAGIO DE LA CARRERITA POR EL JARDÍN

Corriendo por los jardines de Moncloa, como los presidentes americanos por los de la Casa Blanca.
Corriendo por los jardines de Moncloa, como los presidentes americanos por los de la Casa Blanca.

ObamaEL PLAGIO DE LAS MANOS

En este caso Iván se plagia a sí mismo, dado que las primeras manos son las suyas, tal como aparecen en la web de Redondo&Asociados, su consultora.

Las fotos de Iván Redondo en su web y las que Moncloa divulgó del presidente. El gurú se plagia a sí mismo.
Las fotos de Iván Redondo en su web y las que Moncloa divulgó del presidente. El gurú se plagia a sí mismo.

Las manos de Pedro Sánchez.EN CATALÁN, SIN LA BANDERA NI EL ESCUDO DE ESPAÑA

Tuit catalán de Pedro Sánchez sin los símbolos nacionales y su posterior corrección en castellano.
Tuit catalán de Pedro Sánchez sin los símbolos nacionales y su posterior corrección en castellano.

Tuit de Pedro Sánchez.FELICITACIÓN DE MONCLOA POR EL DÍA DE LOS EMOJIS

Felicitación de La Moncloa por el Día Mundial del Emoji, el 17 de julio 2018.
Felicitación de La Moncloa por el Día Mundial del Emoji, el 17 de julio 2018.

¿PARA QUÉ SIRVE ESTE DESPLIEGUE DE OCURRENCIAS?

Las manos de Pedro Sánchez difundidas por Redondo como símbolo de acción y acierto, contradichas por la realidad.
Las manos de Pedro Sánchez difundidas por Redondo como símbolo de acción y acierto, contradichas por la realidad.

EL CRITICADO PODER DEL VALIDO

Iván Redondo, en la foto oficial con la pareja presidencial de Costa Rica, la vicepresidenta y el embajador de España.
Iván Redondo, en la foto oficial con la pareja presidencial de Costa Rica, la vicepresidenta y el embajador de España.