La primera en la frente (capítulo 2º)

La mujer que se casó consigo misma

192

Abandonada por su marido, el cirujano cardiovascular que se lía con su mejor amiga, la enfermera empieza a soltar lastre y se mete de cabeza en el proceloso universo del ligue virtual. No busca un romance para la eternidad, sino únicamente algo que la reanime un poco. Enseguida encuentra una web de contactos adúlteros.

AVENTURAS DE MI AMIGA LA DE LOS AMORES VIRTUALES

“Me gustaría hacerlo con una mujer como usted, en un sitio tan inverosímil como este y en este mismo momento, cuando el resto de esta aburrida humanidad se dedica a acatar el orden establecido” (José María Pagador.  Susana y los hombres).

 2

Así que mi amiga, pletórica, ha empezado a soltar lastre y se ha metido de cabeza en el proceloso universo del ligue virtual. Tenía sus reticencias. Enterarse de que ha compartido marido durante una temporada con una vieja colega no le ha hecho ninguna gracia y cree necesitar que le digan lo mucho que vale, porque valerlo, lo vale; pero está mal acostumbrada y aún no sabe decírselo sola.  No desea  un romance para la eternidad, ni tampoco busca un novio fijo, solo aspira a algo que la reanime y alivie del desamor. Al menos, eso es lo que dice mientras las demás ponemos cara de no sabemos, no contestamos. ¡Que sea lo que dios quiera!

Aconsejada por una tercera, que lleva algún tiempo en estas lides, eligió para empezar un portal de contactos rápido y sin complicaciones tecnológicas. “Gleeden” se denomina. Nada más abrir la página en el buscador se encontró con lo que sigue, y supo que había dado en el clavo:

Ahora te toca a ti

¡Bienvenido a Gleeden.com, la web nº1 de encuentros entre personas casadas! Tanto si buscas una aventura extraconyugal cerca de casa, como un amante a miles de kilómetros durante tus viajes, Gleeden.com te ofrece un espacio privilegiado para contactar con toda seguridad con infieles del mundo entero.

¿Tienes ganas de tener encuentros adúlteros?

¡Ahora te toca a ti!

¡Pensado en su día por un equipo 100% femenino, Gleeden.com da el poder a las mujeres para unos encuentros extraconyugales con toda discreción!

-¡No investigo más!  -se frotó las manos-. Esta página ha sido creada  para mí.

Concluida la inscripción, sencilla y dirigida a personas con nivel básico de usuario en Internet, se encerró el fin de semana completo sin más compañía que el ordenador, y descubrió un alma gemela. El afortunado residía en Bilbao. Ella es más del sur, pero la distancia no representaba obstáculo para ninguno de los dos. Enseguida pasaron a mayores, conversaciones muy subidas de tono que acababan con sexo en el sofá, (cada uno en el suyo, ¡elemental!). Dos meses de esta más que singular relación, y el tórrido amorío internauta empezó a deslizarse lenta, pero inexorablemente, hacia la fase de las confidencias, que a estas edades maduras son, más o menos, me duele la espalda, o los riñones (sírvase cada cual lo que proceda), mi ex me hace la vida imposible, mis hijos pasan de mí. Lo normal, vamos.

Mi amiga, que es una romántica inocente, con ánimo de levantar la tediosa perorata en la que llevaban enfrascados dos horas, le preguntó una noche en la que la beca del niño acaparaba minutos y minutos de aquella soporífera conversación:

– Estoy helada, ¿qué harías tú para calentarme?

– Echarte un edredón por encima, cariño.

Le ha bloqueado.