La Constitución como reto de conocimiento

Nos ha tocado ser espectadores y testigos de acontecimientos de ámbito nacional que tienen gran relevancia histórica

247
Una Constitución reformable, pero vigente y viva. RTVE
Una Constitución reformable, pero vigente y viva. RTVE

La historia, siempre generosa maestra para quien sabe leerla, ha puesto de relieve, al celebrar el 40º aniversario de la Constitución Española, aquellos acontecimientos que la hicieron posible, en el contraluz que nos ofrecen las recientes elecciones en Andalucía. Precisamente porque han pillado con el pie cambiado a los participantes en esa justa electoral y a los analistas y servidores de las líneas de campaña.

Xavier Moreno Lara
Xavier Moreno Lara

Afirmar que los acontecimientos que hacen historia son una “adquisición para siempre” convirtió a Tucídides en Padre de la Filosofía de la Historia. El cronista griego se da cuenta de que en las páginas de su Guerra del Peloponeso no se está limitando a reproducir discursos, narrar batallas o revivir embajadas… Percibe el fondo de esa tramoya y siente que puede ser aleccionador para quien sepa percibir su trasfondo. Hoy, 25 siglos después de aquellos sucesos, nos ha tocado ser espectadores y testigos de otros que, siendo de ámbito nacional, tienen gran relevancia histórica y como tal los hemos reconocido al celebrar con solemnidad el 40 aniversario de la Constitución Española que dio paso en nuestra nación a la democracia moderna.

La historia, siempre generosa maestra para quien sabe leerla, ha puesto de relieve aquellos acontecimientos en el contraluz que nos ofrecen las recientes elecciones en Andalucía. Precisamente porque han pillado con el pie cambiado a los participantes en esa justa electoral y a los analistas y servidores de las líneas de campaña. Comenzando por denunciar el ridículo del CIS que queda descalificado como referencia orientadora de la opinión pública.


Las reacciones de políticos y analistas ante los datos que nos han ofrecido los votantes andaluces son un intento de hacer presentables los errores que cometieron durante la campaña.


EL PUEBLO VUELVE A PONER ORDEN EN LAS URNAS

Las primeras reacciones de políticos y analistas ante los datos que nos han ofrecido los votantes andaluces están siendo, en buena parte, un intento de hacer presentables los errores que cometieron durante la campaña. Comenzando por echar la culpa de ellos -la mayoría los han cometido- al rival, fuera este simpatizante o adversario. También es de destacar la chulería de algunos de los preteridos por las urnas. No les ha dado vergüenza insistir en la descalificación del adversario, privándose de buscar en una severa reflexión y el consiguiente propósito de la enmienda un ajuste de sus programas.

De modo análogo, buena parte de los comunicadores están ajustando sus valoraciones y pronósticos, creyendo que lo importante es que su discurso quede bien como analistas en los debates y tertulias, que cada vez más agrandan la nebulosa de una política ficción, con descripciones y valoraciones que no resisten la confrontación con los hechos y quedan muy lejos de la realidad afirmada y puesta de relieve por las urnas.

AQUELLOS ERAN MEJORES QUE NOSOTROS

Si pongo de relieve los desaciertos y desvíos de la realidad de buena parte de políticos y analistas no es para sugerirles normas o habilidades sobre sus respectivos oficios. Que eso sería dar por bueno su juego, su lucha por ver quien dice la frase más ocurrente o quien sale mejor en la foto… No; lo que me gustaría es que todos hiciéramos nuestra, como adquisición para siempre, la gran lección que hace cuarenta años nos dieron políticos, analistas y comunicadores, acertados en valorar lo que deseaba el pueblo. Supieron subordinar sus visiones de grupo o de trayectoria personal al sentir que la mejor manera de potenciar los propios puntos de vista o sus herencias históricas era poderlos enmarcar en un nuevo orden donde las aportaciones de cada programa y el perfil de cada líder político serían valorados por ese latido vivo de la nación que trasladan los votantes a las urnas.

TRES LEMAS DE ACCION POLITICA

Siento que los actos del pasado día 6 han sido muy elocuentes tanto en su despliegue de conjunto como en algunas singularidades, que no dejan de ser la sombra que pone de relieve los colores del cuadro. Es evidente que podemos verlos como una “adquisición para siempre”. Este es, al menos el reto al que nos enfrentamos.

Los padres de la Constitución, en una imborrable imagen histórica. RTVE
Los padres de la Constitución, en una imborrable imagen histórica. RTVE

Para esbozar una forma de abordarlo en positivo recurriré a Ortega y Gasset, diputado de la República que no tardó en desencantarse del rumbo por el que querían llevarla los enfrentamientos que vivía en la Cámara. En su Rectificación de la República propone tres lemas de acción política que han conservado toda su oportunidad y valor. Me limitaré a enunciarlos, pues no necesitan comentarios que refuercen su evidencia.

El primero lo toma de Cavour, padre de la unidad de los diferentes principados y señoríos italianos: “Italia fará de se”. Ortega sentía el desacierto de una República que iba a favorecer esa fuerza disgregante de los estatutos de autonomía.

Para el segundo acude a Teofrasto, el político ateniense que propone seguir “la política de la oportunidad”. Ninguna manera mejor de equilibrar los desafíos a que nos reta la galaxia de espacios, grupos, tendencias y hasta revoluciones que han configurado la historia de España.

Su tercer lema lo toma de Cromwell: “Vestigia nulla retrorsum”: ni un paso atrás. Quizás quería referirse al cambio de la monarquía por la república, como había hecho el líder del Parlamento británico.

Este último lema nos motiva a mantenernos fieles a lo que hemos podido vivir estos días, ante la lección que nos dieron los redactores y votantes de la Constitución. Ese no dar un paso atrás que nos haga sus herederos nos implica a todos, cada uno en nuestro cometido y en el relieve que corresponda, pues todas las diferencias de pensamiento se anulan en el momento de introducir nuestro voto en la urna que corresponda.

(Xavier Moreno Lara es periodista, escritor y filósofo).

SOBRE EL AUTOR

El prestigioso periodista, filósofo y escritor Xavier Moreno Lara, nuevo colaborador de nuestro periódico

OTROS ARTÍCULOS

Sun Tzu: viejas estrategias para un nuevo gobierno

Jubilados de la infelicidad del hombre-masa

Manifestaciones y movimientos sociales, los nuevos caballos de Pavía

La Galaxia Virtual, una aventura hacia el Conocimiento

El Dios de Hawking

La revolución (definitiva?) de la mujer

El Waterloo del procés