La chorraboda del año

Mañana veremos en Sevilla un espectáculo hipócrita y obsceno de ostentación y derroche que da vergüenza ajena anticipada

1160
Sergio y Pilar y la Boda Unicornios. RTVE
Sergio y Pilar y la Boda Unicornios. RTVE

La boda del año la califican los medios que viven de estas estupideces, cuando en realidad es la chorraboda del año, por lo ridículo de la fiesta y de las condiciones impuestas por los contrayentes a los invitados. Pilar Rubio y Sergio Ramos se casan mañana por la Iglesia en la catedral de Sevilla con toda la pompa y el boato de trasnochados príncipes y hay un sector mediático y popular que babea con semejante tontería organizada para epatar a los ingenuos, presumir de poderío económico y social y ¿hacer caja? Pero la verdad es que se trata de una chorrada que podría titularse también MI GRAN BODA BOBA.

Lo primero es que Sergio Ramos no era católico hasta el mes pasado, cuando, a cuatro semanas de casarse por la Iglesia, se dio cuenta de que eso no podía ser porque no estaba bautizado y la jerarquía le hubiera impedido dar el sí ante el altar por pagano. Así que, el pasado 13 de mayo, se bautizó en secreto en una ceremonia “íntima”, a la que asistieron solamente tres personas, todas ellas, varones de su entorno familiar y social (Sergio Ramos se bautiza en secreto a poco más de un mes de su boda con Pilar Rubio). ¿Por qué el bautizo fue íntimo y la boda será masiva, con más de 500 invitados dentro y 500.000 fisgones fuera? ¿Tal vez le dio vergüenza a Sergio que trascendiese a estas alturas que su proyecto matrimonial religioso no podía ser por la falta de ese requisito, ¡oh, Señor, qué memoria la mía que no me acordaba de que a mí no me cristianaron a su debido tiempo!? Pues fue una pena, porque el bautizo de un tío-tío como él, con esa barbaza y esos recientes aires de lord que gasta hubiese sido también todo un acontecimiento social.


Sergio, que no era católico hasta anteayer, se ha tenido que bautizar a toda prisa para poder casarse por la Iglesia.


Casarse por la Iglesia un mes después de haberse bautizado uno de los contrayentes no deja de tener un tufo de hipocresía. ¿Se hubiera bautizado a estas alturas si no hubiese accedido a casarse por todo lo alto, es decir, por la Iglesia? Más bien no, creo yo. Pero hacer lo que ha hecho es casi pecado (venial, claro), porque eso es darle una utilidad impensada a un sacramento, el del bautismo, que está para lo que está y no para posibilitar la cadena de sacramentos que vienen después para los fieles de esa religión, como es el del matrimonio eclesiástico. Ignoramos si entre bautizo y boda Sergio se ha sometido también a una confirmación exprés.

Pilar y Sergio llevan viviendo juntos desde 2012 y tienen tres hijos en común. Si querían regularizar o legalizar su situación hubiese bastado con un discreto enlace civil en el juzgado más cercano o en el ayuntamiento de su pueblo. ¿A qué, pues, este espectáculo a estas alturas?, se preguntan muchos ciudadanos. ¿Es para hacer caja con la posible exclusiva? No parece que ese sea el motivo, teniendo en cuenta que la pareja nada en la abundancia y que -¡mire usted qué detalle más bonito!- van a donar el dinero que reciban de sus regalos a unas oenegés. ¿Entonces cuál es la razón de semejante show? Pues, por eliminación de las demás, solo queda una: las ganas de asombrar a la afición, la vanagloria, la presunción, la ostentación.

¡Hala!, pues sí, que se casen por la Iglesia con toda la parafernalia en la catedral de Sevilla. ¡Mú bien! Pero son ellos los que han dado pie a que mucha gente se esté riendo de las circunstancias de una boda a la que se puede calificar como la chorraboda del año o como Mi gran boda boba. Porque esta boda tiene muchas características de chorrada y de bobería por las siguientes razones:

Un poblado indio como este del Wigwam Motel han montado los novios en la finca. CANALVIAJES
Un poblado indio como este del Wigwam Motel han montado los novios en la finca. CANALVIAJES

1.- POBLADO INDIO: Los contrayentes han montado una especie de parque de atracciones en la finca de Sergio donde se celebra el festejo, que incluye una enorme noria, y hasta un poblado indio, sí, han leído bien, un poblado comanche con sus tipis y todo. Es decir, el decorado para hacer el indio ya lo tienen. Lo demás lo ponen ellos.

2.- SIN NIÑOS: Las leoninas condiciones impuestas por los contrayentes a los invitados incluyen la de que asistan sin niños. ¿Entonces para qué han montado el parque de atracciones en la finca? No imaginamos a David y Victoria Beckham, o a Piqué y Shakira, o a los propios contrayentes, jugando a John Smith y Pocahontas en el poblado indio. Eso sí, los hijos de la pareja sí estarán, al menos, en la ceremonia. Sería demasiado que los peques se perdieran la gran boda boba de sus egregios papis.

3.- LA PUTA SUEGRA: No se asusten los lectores, no es un insulto a nadie, La puta suegra es el hermoso nombre de la empresa (catalana, por cierto, pero no se llama La puta sogra en catalán, sino así, como lo oyen, en español, lo cual es muy de agradecer en unos momentos en que el idioma nacional está siendo desterrado de Cataluña por Torra y los suyos) encargada de realizar el fiestón del bodorrio (‘La Puta Suegra’ organiza la boda de Sergio Ramos). Un detalle de indudable buen gusto.


En un alarde de buen gusto han escogido para organizar el festejo a una empresa catalana que se llama La Puta Suegra, eso sí, en español.


4.- COLORES PROHIBIDOS: Ojo al dato, los caballeros invitados tendrán que ir todos de chaqué. Pero lo peor les cae a las damas, que tienen  prohibidos los colores blanco, marfil, rosa, rojo, naranja y verde…O sea, que tendrán que ir de amarillo, de morado, de azul o de negro. Pues vaya tristeza.

5.- TATUAJE DE UNICORNIO: Y para la seguridad, y a fin de poder identificar a los invitados y que no se cuele ningún indeseado, los afortunados asistentes deberán llevar en la muñeca el tatuaje (temporal, se entiende) de un unicornio. ¿Por qué de un unicornio? No lo sabemos a ciencia cierta, pero parece ser que porque Sergio y Pilar se identifican con este animalito mitológico. Claro que la idea no parece suya, sino de La puta suegra, que muestra en su web a contrayentes tatuados de este modo en la muñeca. Será eso. Pero aceptar una cosa así los novios y los invitados, dejándose marcar como ganado, no parece lo más digno. Yo, desde luego, podría perdonar lo de los colores, pero no iría a una boda donde me obligasen a tatuarme la muñeca como si fuera una oveja descarriada.

6.- BODA UNICORNIOS: Sergio y Pilar han titulado su enlace como BODA UNICORNIOS, sí, de verdad, tal como suena. Yo no voy a decir más. Comenten ustedes lo que les dé la gana al respecto. Para mí, por muy unicornios que se crean, la suya sigue siendo una CHORRABODA de tomo y lomo, eso sí, por todo lo alto.

Pilar Rubio en Twitter enseña un tatuaje en el sitio donde deberán llevarlo sus invitados.
Pilar Rubio en Twitter enseña un tatuaje en el sitio donde deberán llevarlo sus invitados.

7.- NO MÓVILES, NO CÁMARAS: Vale, bien, aceptemos que a los invitados se les prohiba llevar cámaras a la chorraboda porque los hay muy indiscretos y, peor aún, muy traicioneros, y alguien podría ser capaz de sacarse desde dentro un reportaje gráfico que valdría su peso en oro. Yo la cámara la dejo en casa. Pero que me quiten el móvil, ni hablar. Por ahí no paso. Es que es una contradicción: no llevar a los niños a la boda y prescindir del móvil. ¿Y si se le cae a mi niño el diente que le baila, a quién llama? Y mi niña, que está hecha una moza, ¿qué pasa si por primera vez le viene la regla ese día, a quién llama si a mí no puede, a La puta suegra? Y luego tengo un grupo de whatsapp que nos mensajeamos todo el santo día. O sea, yo, sin móvil, no iría a esa boda ni a ninguna.

8.- MOLESTIAS PARA SEVILLA: Calles cortadas y prohibido estacionar en los alrededores de la catedral. Pero, hombre, ¿por qué? Se trata de una simple boda particular. No es una boda de Estado. ¿Mañana si me caso yo en el mismo sitio cortarían el tráfico por mí? Es que ni siquiera se permite la estancia de los coches de caballos en el perímetro del bodorrio, que menudo cabreo que tienen los cocheros (Los coches de caballos de la Catedral, en pie de guerra por la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio). Demasiado para mi body y para el de muchos sevillanos que viven por esa zona y que llevan 48 horas echando culebras por la boca (los del Barça, claro, que los del Madrid están encantados, y no todos).

9.- UN DISPOSITIVO QUE PAGAMOS TODOS: Cierto, Pilar y Sergio han contratado su propia seguridad privada, pero en la calle, los agentes de los diversos cuerpos que impiden aparcar, cortan calles, velan por la seguridad, contienen a la multitud y abren camino para que los invitados puedan pasar mañana con sus carruajes o andando, los pagamos entre todos. Yo creo que esa factura se la podría pasar el señor Espadas (seguro que han invitado también al alcalde electo) a los contrayentes.

10.- EL GIRALDILLO: Los novios y los invitados van a entrar en la catedral por la Puerta del Príncipe, ya que se casan no en el altar mayor -¡solo faltaría!- sino en la Capilla Real –que tampoco es moco de pavo-. El problema es que delante de esa entrada catedralicia se encuentra un obstáculo imprevisto, el famoso Giraldillo, bueno, una copia, ya que el original fue devuelto a lo alto de la Giralda tras su restauración. De todos modos, aunque sea una copia (¡hay tantas cosas falsas en este mundo!) esperemos que lo respeten y no intenten quitarlo del medio.

Por esta puerta entrarán novios e invitados. Esperamos que no les estorbe el Giraldillo. PROPRONews
Por esta puerta entrarán novios e invitados. Esperamos que no les estorbe el Giraldillo. PROPRONews

En fin, lo dejo ya, porque tanta chorraboda me cansa. Lo único que puedo decir para terminar es que la vida da muchas vueltas y que no hay que hacer tanta ostentación de nada, y menos en estos tiempos de tribulación para tantos que no llegan a fin de mes o son sencilla y llanamente pobres de solemnidad; porque dime de lo que presumes y te diré de lo que careces, y, además, en cualquier momento pueden venir mal dadas y tanto para lo bueno como para lo malo hay que ser elegantes y sabios, como lo son, por ejemplo, Iker Casillas y Sara Carbonero, otra pareja idéntica –él futbolista y ella presentadora, a quienes deseamos lo mejor- pero que es el admirable reverso de la moneda de la chorraboda en todos los sentidos, y en la salud y en la enfermedad, que de todo hay en esta vida.

OTROS ARTÍCULOS

Correr es de mujeres valientes

¿Qué diría Iglesias si Rajoy o Rivera tuvieran de segundo a sus mujeres?

Yates de abril en Sevilla

La brecha salarial empieza en Letizia, un 45% menos

ENDESA: velas a Dios y desprecio al cliente

“Gais votan gay”