La Casa de Extremadura en Sevilla, uno de los grandes logros de Gonzalo Martín

Es el mejor centro regional de la capital andaluza y uno de los mejores de España

377
PROPRONews
PROPRONews

En el mismo centro de Sevilla, a cincuenta metros de la catedral y de la Giralda, en una tranquila calle paralela a la céntrica Constitución, se encuentra la Casa de Extremadura en la capital hispalense, un logro personal de Gonzalo Martín Domínguez y de su equipo y una de las muchas obras sociales, culturales y solidarias que el hoy galardonado con la Medalla de Extremadura 2018 ha realizado en su vida. La Casa está reconocida como el mejor centro regional de Sevilla y uno de los mejores de España.

Es la casa regional más potente y con mayor número de socios de Sevilla y la envidia de numerosos colectivos regionales, de las más diversas procedencias autonómicas, que en dicha ciudad carecen de sede. La Casa de Extremadura de Sevilla tiene una gran vitalidad y un patrimonio material y humano que para sí quisieran otras regiones. Y todo ello es una obra personal de su presidente, Gonzalo Martín Domínguez y de su equipo directivo, con la figura destacada de su vicepresidente, Juan García Martínez.


La Casa de Extremadura es la envidia de los otros colectivos regionales de Sevilla.


Hasta no hace mucho la sede de la Casa, situada en la céntrica calle de Fernández y González, a pocos metros de la catedral, de la avenida de la Constitución y de la calle Sierpes, disponía de algo más de 300 metros cuadrados. Luego la directiva presidida por el infatigable Gonzalo Martín, adquirió otro local anejo para ampliarla, con una superficie de 62 metros cuadrados adicionales y un importe de 180.000 euros. Con ello, la Casa de Extremadura en Sevilla dispone ya de una superficie de 370 metros cuadrados. En estas instalaciones se encuentran un bar y restaurante muy concurrido por sevillanos, extremeños y turistas -se sirven cada día más de 200 desayunos y 100 comidas y cenas-, con una gastronomía típicamente extremeña, una surtida tienda de productos extremeños, dos amplios salones para los socios, con grandes espacios para celebraciones, exposiciones y salón de actos, biblioteca, talleres, etc.

Vista parcial del bar. PROPRONews
Vista parcial del bar. PROPRONews

CAPITAL HUMANO

Pero si valioso es el patrimonio material de la Casa, con este local en planta baja de 370 m2 en pleno centro de la capital andaluza, más lo es su capital humano. La directiva presidida por Gonzalo Martín Domínguez -natural de San Martín de Trevejo (Cáceres), profesor jubilado, fue director del colegio “Pablo Ruiz Picasso” de Sevilla, y hombre solidario siempre al lado de los más humildes- organiza numerosas actividades cada año y promociona de mil maneras lo extremeño en Sevilla y en Andalucía, hasta el punto que estas instalaciones se han convertido en una especie de embajada de lo mejor de Extremadura. El equipo directivo cuenta con el respaldo de los 1.156 socios de la Casa, que aportan 6 euros al mes, una cuota módica pero que, con tal cantidad de asociados, permite realizar numerosas actividades, sin contar la cuota de entrada, que es de 300 euros. Este colectivo de socios se puede multiplicar fácilmente por cuatro, para calcular la masa humana de la Casa de Extremadura en Sevilla, alrededor de 5.000 personas, contando los parientes directos de los asociados, y sin hacer mención de los incontables amigos extremeños y sevillanos que participan también, con los que la cifra se duplica o triplica.


Posee un magnífico local propio de cerca de 400 m2 a un paso de la catedral y la Giralda.


NUMEROSAS ACTIVIDADES

La Casa de Extremadura en Sevilla es, con diferencia, la más activa de las casas regionales existentes en la capital andaluza. Estas actividades son de dos clases: las propias de la entidad para sus socios, y las que organiza para dar a conocer a Extremadura en esta ciudad que con su área metropolitana tiene alrededor de un millón de habitantes.

Uno de los amplios salones.PROPRONews
Uno de los amplios salones.PROPRONews

Entre estas últimas actividades, cabe destacar la promoción del Carnaval de Badajoz llevado a cabo por iniciativa propia, trayendo a comparsas y murgas pacenses que desfilan por las calles más céntricas de la ciudad y actúan en la plaza de San Francisco, congregando a su paso a decenas de miles de personas.

Parte del magnífico personal de la Casa de Extremadura. PROPRONews
Parte del magnífico personal de la Casa de Extremadura. PROPRONews

Entre las actividades propias se cuentan la edición de una circular-boletín mensual que se envía a todos los socios, 12 excursiones colectivas anuales, la Matanza Extremeña celebrada siempre en Extremadura, la Semana de Extremadura en septiembre con invitación a desayuno a todos los sevillanos que lo desean, procesión de la Virgen de Guadalupe por Sevilla, actuaciones de grupos folklóricos extremeños, degustaciones de productos extremeños, conciertos de corales de Extremadura, Día de los Enamorados y de Extremadura, concesión del ya prestigioso premio “Giralda-Encina”, gran caseta en la Feria de Abril -una de las más concurridas del festejo-, Punto de Información de Extremadura, con oficina abierta diariamente, promoción del turismo extremeño -más de 1.500 personas enviadas durante 2010 a diversos puntos de Extremadura con gestión gratuita- y otras numerosas actividades sociales, culturales y lúdicas, en las que participan cada año decenas de millares de extremeños y de andaluces.

La Casa se encuentra en esta calle, paralela a Constitución. Más céntrica, imposible. PROPRONews
La Casa se encuentra en esta calle, paralela a Constitución. Más céntrica, imposible. PROPRONews

CASI UN SIGLO

La Casa de Extremadura en Sevilla se fundó en 1929, pero la Guerra Civil interrumpió sus actividades. La larga pausa se prolongó hasta 1975, cuando experimentó un nuevo impulso con la directiva presidida por Saturnino Fernández Alcuéscar. En ese año de los albores de la democracia, la Casa empezó a funcionar en unos locales alquilados de la calle Argote de Molina. Con las aportaciones de los socios se inicia la adquisición de un local de 170 m2 en la calle Fernández y González, la sede de hoy. La actual directiva, con su presidente Gonzalo Martín a la cabeza, empieza a regir la entidad en 1991. En 1998, tras amortizar por completo la adquisición del primer local, compran otro de 140, anejo al primero, con una inversión de 72 millones de pesetas entre la compra y la reforma. En 2009 terminó de pagarse dicha adquisición. La nueva sede fue inaugurada por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, el alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín, y bendecida por el arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, Antonio Montero.

Después, con la compra del nuevo local y otro que hay en proyecto, la Casa de Extremadura dispone de espacio para almacén, aulas, talleres, biblioteca, etc. y sigue haciendo realidad, con mayor holgura, las palabras de su presidente: “Extremadura tiene una gran embajada en el centro de Sevilla”.