Ha nacido una estrella hispana en la política de EE.UU.

Alexandria Ocasio-Cortez lo tiene todo para convertirse en líder de los progresistas norteamericanos

141
Alexandria Ocasio-Cortez, una líder para el futuro de los EE.UU.
Alexandria Ocasio-Cortez, una líder para el futuro de los EE.UU.

La fulgurante victoria en Nueva York de la joven política demócrata de origen puertorriqueño -solo tiene 28 años- Alexandria Ocasio-Cortez sobre el peso pesado del partido Joseph Crowley en las primarias de su distrito, la ha catapultado a nivel nacional e internacional como una estrella emergente del Partido Demócrata y del socialismo democrático norteamericano. Las bases del partido ven en ella algo más que una esperanza.

No hay duda de que ha nacido una nueva estrella política en los EE.UU. Es mujer, es joven, es latina, está muy bien preparada, conecta con las bases, domina los problemas sociales y políticos del país, tiene carisma y capacidad, es audaz y valiente y es capaz de ganarle al más pintado, como acaba de demostrar al derrotar contra todo pronóstico, en las primarias de su partido por su distrito de Nueva York, nada menos que a la cuarta autoridad del Partido Demócrata, grande e influyente personaje conocido como “el rey de Queens”, miembro inmemorial del Congreso en representación del distrito 14º de Nueva York, donde acaba de perder las primarias para su nominación como candidato a las próximas elecciones de noviembre. La autora de esta hazaña se llama Alexandria Ocasio-Cortez. No olvide su nombre el lector, porque volverá a oír hablar de ella con frecuencia a partir de ahora.


La demócrata levanta frente a Trump la esperanzadora promesa de un “cambio generacional, racial e ideológico”.


La derrota del poderoso y veterano político, presidente del Grupo Demócrata en la Cámara de Representantes y que estaba llamado a sustituir a Nancy Pelosi, líder de los demócratas en el Congreso, representa un verdadero terremoto no solo en su partido sino en la política norteamericana en general, en la que, en palabras de la propia vencedora, cabe esperar ya un “cambio generacional, racial e ideológico”, después de tantos años de gobiernos de gente mayor, blanca (salvo una excepción que confirma la regla) y conservadora.

La joven líder demócrata lo tiene todo para triunfar en la política norteamericana.
La joven líder demócrata lo tiene todo para triunfar en la política norteamericana.

CONTRA TODA ADVERSIDAD

Y esa victoria de Alexandria Ocasio-Cortez, tiene mucho más valor si se compara la disparidad de fuerzas, recursos y medios con que han afrontado una y otro candidatos la contienda de las primarias demócratas del distrito 14º, de mayoría hispana. La joven candidata y vencedora contra toda adversidad, se trabajó un esforzado puerta a puerta frente a un contrincante que dominaba el aparato del partido, cuyos contactos e influencias le hacían parecer casi invulnerable, cuya larga carrera política –más de 30 años, de los cuales, casi 20 ininterrumpidos como congresista después de diez mandatos- parecía imposible de truncar por “una joven inexperta”, y cuyo presupuesto para la campaña de primarias que acaba de perder multiplicaba por diez al de Alexandria. Y esa victoria es todavía más sonada si se tiene en cuenta que Crowley estaba destinado a ser el speaker de la Cámara de Representantes, en el caso de que su partido gane las legislativas de noviembre próximo.

Pues con todo eso ha podido Alexandria y, además, con un contundente 57,5% de los votos, es decir, una victoria arrolladora.

La Ganadora y el perdedor. David le ganó a Goliat una vez más.
 La Ganadora y el perdedor. David le ganó a Goliat una vez más

Con una clara vocación social y democrática, volcada siempre en causas nobles, defensora de los más humildes, valiente hasta enfrentar las políticas de Trump desplazándose personalmente hasta la frontera con México, a favor de los derechos humanos de los inmigrantes, y con una sólida formación universitaria y social, en la información anexa presentamos en exclusiva un documento muy revelador: lo que la propia Alexandria Ocasio-Cortez cuenta de sí misma, de su familia, de sus orígenes y de su admirable trayectoria como ser humano, como activista social y como política. Una lección de regeneración para la vieja política del mundo.

Próximamente, en las legislativas de noviembre, Alexandria Ocasio-Cortez se enfrentará al candidato republicano por su distrito –el 14º neoyorkino engloba al Bronx y a Queens- Anthony Pappas, al que muy posiblemente ganará. Los líderes como ella surgen siempre con viento de popa.

OTROS ARTÍCULOS DEL AUTOR

Atila Trump