Gana Merkel

De la elección de hoy saldrá una canciller aun más reforzada

62
Una líder que sabe lo que quiere y a dónde va.
Una líder que sabe lo que quiere y a dónde va.

Cuando esta noche se abran los colegios electorales en Alemania y se efectúe el recuento de votos, se sabrá algo que nosotros venimos anticipando desde hace meses (http://www.propronews.com/robots-helped-inspire-deep-learning-might-become/): la segura victoria de Angela Merkel. Pocas veces una contienda electoral, ni aquí ni en ninguna parte, había estado tan decidida de antemano. La laboriosa, discreta, eficaz, austera y solidaria canciller alemana consigue así un cuarto mandato, imprescindible no solo para Alemania, sino también para la estabilidad y la prosperidad de Europa, en unos momentos de tanta incertidumbre mundial.

Está cantado que Angela Merkel ganará las elecciones de hoy. La única y relativa incógnita es saber la diferencia que les habrá sacado a sus rivales, especialmente a Martin Schulz, el líder del SPD, los socialdemócratas alemanes, y ex presidente del Parlamento Europeo, que volvió hace meses a la política nacional como la gran esperanza de la socialdemocracia germana, pero cuya imagen se ha ido diluyendo velozmente con el transcurso del tiempo, tras las sucesivas derrotas de su partido en las elecciones previas celebradas en los Estados que este año convocaron comicios. Especialmente significativa, y dolorosa para Schulz, fue la pérdida, entre otros, del Estado de Renania del Norte-Wetsfalia en mayo pasado, un territorio donde la socialdemocracia llevaba gobernando cincuenta años de forma ininterrumpida.


Angela Merkel es el líder político más sólido existente hoy en el mundo.


Era este, junto con las otras elecciones regionales que, aunque los candidatos eran otros, Schulz perdió en lo que va de año frente a la líder de la CDU (la Unión Cristianodemócrata), el principal aviso de lo que estaba por venir. Con el paso de las semanas y los meses, la figura de Schulz como posible favorito frente a Merkel se ha desinflado estrepitosamente, poniendo de manifiesto, una vez más, la enorme crisis que vive la socialdemocracia en toda Europa.

GRAN VENTAJA

Y hoy, con una ventaja previa en las encuestas de entre 15 y 17 puntos porcentuales sobre Schulz, la esperada victoria de Merkel solo guarda la incógnita de si esa ventaja se reducirá o se ampliará. Incluso hay observadores en Alemania que pronostican que la canciller –que hoy dará comienzo a su cuarto mandato-, obtendrá un resultado tan holgado, que no tendrá necesidad de recurrir a la tradicional Gran Coalición con los socialdemócratas y podrá pactar el gobierno con partidos menores, entre los que no se excluye a Los Verdes.


Para la unidad y el avance de Europa es una suerte tenerla al frente de la economía más desarrollada.


Con esto, camino ya, incluida la nueva legislatura que se inicia ahora, de los dieciséis años consecutivos en el poder, Angela Merkel será la canciller que durante más tiempo haya gobernado Alemania, junto con Helmut Khol, que gobernó otros dieciséis, con la diferencia de que Merkel tendrá 67 años cuando pasen los cuatro del nuevo mandato, una edad todavía propicia para el ejercicio público en una corredora de fondo como ella.

Sin dejar de aplicar políticas de centro-derecha y de implantar una dolorosa austeridad en el ámbito de la Unión Europea, cosas ambas que han permitido una enorme expansión de la economía alemana a costa de un empobrecimiento de las economías periféricas –pero que, en suma, ha conseguido relanzar la economía europea en su conjunto-, Merkel ha sido también muy solidaria, “muy de izquierdas”, en cuestiones sociales tan importantes como el problema de los refugiados.

Martin Schulz será el gran derrotado de hoy. EXPRESS
Martin Schulz será el gran derrotado de hoy. EXPRESS

Solo entre 2015 y 2016 Merkel permitió la entrada en Alemania de un millón y medio de refugiados, lo que le granjeó las críticas de los sectores más reaccionarios del país y representó para ella un momento muy grave de bajada de popularidad, a raíz de diversos y lamentables sucesos protagonizados por refugiados y de los atentados yihadistas registrados en suelo alemán. Pese a todo, la canciller logró remontar el bajón y hoy concurre a las urnas con un bagaje que ningún otro candidato puede mostrar ni de lejos. Para Europa será una bendición su nueva victoria. Ella vuelve a ser la adalid de una UE más unida que nunca, con proyectos comunes de mayor alcance en materia de política común, defensa, economía y euro. El contraste con una Teresa May en eclipse y con un Reino Unido en declive por el Brexit, la figura de Angela Merkel se agiganta hasta el extremo que hoy van a recoger las urnas.