Detenido un sicario polaco y desmantelada una activa red bangladesí de introducción de inmigrantes asiáticos

El sicario planeaba un secuestro en Marbella y los traficantes habían traído ya a España más de 350 inmigrantes ilegales

312
Patera de inmigrantes ilegales llegada a la misma ciudad de Cádiz. PROPRONews
Patera de inmigrantes ilegales llegada a la misma ciudad de Cádiz. PROPRONews

Dos nuevos éxitos de gran calado de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de España, considerados entre los mejores del mundo. Dos nuevos éxitos entre los incontables que se producen a diario y que sería imposible reseñar cada día. En este caso se trata de dos nuevas victorias contra la delincuencia internacional, evitando un peligroso secuestro en Marbella y desmantelando una red de traficantes de inmigrantes asiáticos que introducían a sus víctimas por la costa de Cádiz.

La Policía Nacional ha desarticulado una red dedicada a introducir en España inmigrantes de origen asiático mediante embarcaciones. La organización, formada por ciudadanos de Bangladesh, habría facilitado la llegada a nuestro país de al menos 350 ciudadanos asiáticos procedentes de Bangladesh, Sri Lanka, Pakistán e India. La investigación ha culminado con la detención de once personas en Barcelona donde estaban asentados los principales traficantes como integrantes de la red en España. La organización formaba parte de un entramado delincuencial internacional repartido en los diferentes países de origen, tránsito y destino.

ENTRADA POR LA COSTA GADITANA

La investigación tuvo su inicio tras la llegada a las costas gaditanas de varias embarcaciones con inmigrantes irregulares de origen asiático. Tras las primeras averiguaciones, los agentes constataron que se trataba de varias organizaciones criminales que coordinaban esfuerzos para el traslado de los inmigrantes de manera ilegal hasta el territorio español, conformando un entramado delincuencial de carácter internacional que establecía una red por cada uno de los países de actuación.


La organización, formada por ciudadanos de Bangladesh, habría facilitado la llegada a nuestro país de centenares de inmigrantes procedentes de Bangladesh, Sri Lanka, Pakistán e India.


Una organización se encargaría de la captación en origen, otra gestionaba los traslados y el alojamiento en los países de tránsito, otra materializa la travesía marítima, lo que incluye relaciones con las autoridades locales, elección de aspectos tales como la hora, lugar y fecha de salida y por último la principal, afincada en nuestro país, la que coordinaba todos los aspectos operativos desde el inicio hasta el final, llegando los inmigrantes objeto de tráfico a cruzar tres continentes.

ENTRE 14.000 Y 20.000 EUROS POR “PASAJE”

Estas organizaciones estaban formadas por ciudadanos de diversos países asiáticos que contaban con una infraestructura para la captación y el traslado de inmigrantes en sus diferentes países de procedencia, siendo alojados en ciudades pertenecientes a los considerados países de tránsito como Argelia (Argel, Orán, Maghnia…) y Marruecos (Rabat, Casablanca, Tetuán, Oujda…).


Los traficantes contaban con la connivencia de las autoridades de control fronterizo de Argelia y Marruecos.


El modus operandi se iniciaba con la obtención de forma fraudulenta de visados para Argelia en su representación consular en India. Tras volar al país norteafricano, eran alojados en ciudades fronterizas con Marruecos hasta ser guiados a pie en horarios nocturnos y con la connivencia de las autoridades de control fronterizo de ambos países, para el cruce de frontera hacia Marruecos. Una vez en este punto, los inmigrantes eran dirigidos por integrantes de la red y alojados en inmuebles propiedad de la red en Oujda, Rabat o Casablanca.

A continuación los inmigrantes eran trasladados a Tánger o Nador, donde quedaban en manos de la organización marroquí, que era la encargada de realizar su traslado por mar hasta las costas españolas. Los agentes comprobaron la elevada cantidad que los inmigrantes pagaban a esta organización, entre 14.000 y 20.000 euros, así como el tipo de embarcaciones usadas, semirrígidas y con motores de gran potencia. Otro aspecto a tener en cuenta era que mantenían a los inmigrantes alojados durante meses en viviendas de diferentes ciudades marroquíes, en condiciones de hacinamiento, donde se le proporcionaba manutención y se les ocultaba hasta el momento de llevar a cabo el viaje.


El sicario polaco iba a realizar el secuestro de un miembro de un clan rival residente en la Costa del Sol.


Desde la ciudad de Barcelona, donde se encontraban los principales traficantes de la red asentada en España, se impartían las órdenes y comunicaciones a los captadores y a los intermediarios para coordinar las diferentes fases desde la captación. También se encargaban de todos los trayectos y alojamientos de los inmigrantes, desde los países asiáticos de origen hasta Argelia en avión, el paso de frontera a pie hasta Marruecos y a través del Estrecho de Gibraltar o Mar de Alborán hasta las costas españolas.

DOCUMENTOS DE IDENTIDAD

La estructura de la red asentada en España se encargaba de facilitar la recepción de los traficados y les proveía de documentos de viaje e identidad, así como de certificados para facilitar su regularización administrativa en nuestro país. La red contaba con un falsificador en Barcelona, quien poseía diversos sellos de organismos oficiales de Bangladesh con los que “expedía” certificados de antecedentes penales y “renovaba” pasaportes. Gracias a la investigación fueron identificados participantes de la red en Marruecos y Argelia y a captadores en Bangladesh. Finalmente se llevó a cabo el operativo policial que culminó con la detención de once personas, tres entradas y registros y cinco inspecciones comerciales en la ciudad de Barcelona. Los agentes han intervenido un total de 18.000 euros, sellos de organismos oficiales de Bangladesh, documentación falsificada, 32 pasaportes, más de 200 documentos tipo certificados, así como dispositivos de almacenamiento masivo de información.

SECUESTRO EVITADO

Por otra parte, agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con los Mossos d’Esquadra y la policía de Polonia, han detenido a un sicario polaco cuando se desplazaba a Marbella para secuestrar a un miembro de un clan rival. El arrestado, peligroso y armado, contaba con numerosos antecedentes en Polonia por secuestros, lesiones y tráfico de drogas, poseyendo fuertes vínculos con el crimen organizado internacional asentado en la Costa del Sol. Durante la detención, uno de los acompañantes del detenido portaba una bolsa con más de 100.000 euros y 1.000 libras en efectivo, interviniéndose dicho dinero al estar destinado a la compra de un cargamento de sustancia estupefaciente para la organización.

Las investigaciones se iniciaron hace varias semanas, tras tener conocimiento gracias a la policía polaca de la presencia en nuestro país del líder de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, atracos y robos violentos a otros narcotraficantes. El ahora detenido se encontraba en España con el objetivo de secuestrar al miembro de un clan rival por un ajuste de cuentas, viajando a Barcelona acompañado de tres personas de su confianza para posteriormente dirigirse a la provincia de Málaga.

Ante la urgencia de los hechos y la peligrosidad de los investigados, se dispuso un amplio equipo de vigilancia en Barcelona y Málaga. Los agentes observaron cómo los individuos abandonaban el hotel y se dirigían en taxi hacia la estación de Sants para desplazarse a la ciudad andaluza. Tras hacer entrada en la estación de Málaga el tren en el que viajaban, los agentes procedieron a su aseguramiento, identificación y posterior detención.

Gracias a la constante comunicación entre las autoridades judiciales polacas y policiales españolas, se emitió a tiempo la Orden Europea de Detención y Entrega al ser el ya arrestado responsable de un secuestro en Polonia y tener informaciones que indicaban que podía cometer el mismo delito en territorio nacional.

El arrestado ha sido puesto a disposición judicial para su extradición a Polonia.

LA DETENCIÓN DEL SICARIO. CNP

OTRAS INFORMACIONES

La Policía Nacional recupera valiosas esculturas robadas en Roma

Éxito policial contra el fraude en la medicina estética

España, el país más seguro de Europa