El desmesurado e inadmisible protagonismo de Iván Redondo en la gira latinoamericana de Pedro Sánchez levanta ampollas en el PSOE

El creciente poder del que fuera mano derecha de Monago y azote de los socialistas durante cuatro años indigna a la militancia

1309
Iván Redondo, en la foto oficial con la pareja presidencial de Costa Rica, la vicepresidenta del país, Pedro Sánchez y el embajador de España.
Iván Redondo, en la foto oficial con la pareja presidencial de Costa Rica, la vicepresidenta del país, Pedro Sánchez y el embajador de España.

La militancia socialista y muchos cargos del partido –según fuentes fidedignas- están indignados con el desmesurado protagonismo que ha tenido el director del Gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, en la reciente gira latinoamericana del presidente, y con el creciente poder que este está dando a quien fue durante cuatro años la mano derecha de Monago y del PP extremeño y azote de los socialistas, al que fuentes del PSOE califican de “mercenario”. Los posados de Redondo en las fotos oficiales de los presidentes de los países visitados junto al español, como si él fuera una autoridad, son otra gota que empieza a colmar el vaso de la paciencia de los militantes socialistas y llena de extrañeza a informadores, observadores y políticos de todo el espectro.

La omnipresencia de Iván Redondo en primer plano en todas las reuniones, posados y fotos oficiales durante la reciente gira latinoamericana de Pedro Sánchez ha suscitado el asombro y el rechazo generales por parte de la militancia socialista y de muchos cargos y dirigentes del PSOE. Desde el primer momento, cuando Iván Redondo recibió el primero a Pedro Sánchez el lunes pasado al pie de la escalerilla del avión en la base de Torrejón de Ardoz, como si fuera un alto cargo de Exteriores, hasta el aterrizaje de regreso, no hay fotografía, vídeo o escena no captada por cámara –según han asegurado fuentes bien informadas a este periódico- en los que no aparezca Iván Redondo no solo en primer plano, sino asumiendo un protagonismo que en absoluto le corresponde, rompiendo no solo las reglas más elementales del protocolo sino “chupando cámara” de la manera más flagrante.


Iván Redondo se coló en las alfombras rojas y hasta en las fotos oficiales con los jefes de Estado visitados.


“Nunca antes un director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno había usurpado un protagonismo que no le corresponde, junto a jefes de Estado y al propio presidente español”, comenta a este periódico un veterano periodista que ha seguido viajes internacionales con presidentes del PP y del PSOE. De hecho, según esta fuente, en ninguna de las fotografías de la gira latinoamericana en las que aparece Redondo en una insólita posición de igualdad con los jefes de Estado y de Gobierno de los países visitados, aparecen los jefes de Gabinete de estos, puesto que ellos son asesores o funcionarios de segundo escalón, que nunca salen a la luz y menos al mismo nivel que las máximas autoridades del Estado, “pues su papel no es ni de prestigio ni de representación”.

Iván Redondo, repitiendo postureo otra vez con las máximas autoridades de Costa Rica y el presidente español.
Iván Redondo, repitiendo postureo otra vez con las máximas autoridades de Costa Rica y el presidente español.

VERGONZOSAS GALERÍAS FOTOGRÁFICAS

Las fuentes consultadas nos han sugerido que visitemos lasgalerías fotográficas de la Presidencia del Gobierno (invitamos a los lectores a hacer lo mismo:  http://www.lamoncloa.gob.es/multimedia/galeriasfotograficas/presidente/Paginas/2018/310818_costarica.aspx y siguientes) y, en efecto, en ellas hemos encontrado la prueba gráfica que sustenta esta información, algunas de cuyas imágenes reproducimos aquí para documentar lo que decimos. “Hay que ser torpe, además –dice otra fuente- para ordenar colgar en la web de Moncloa, que depende directamente de Iván Redondo, esas fotos propias en las que está metiendo la pata hasta el corvejón, por su incontrolable afán de protagonismo. Esas galerías, con Redondo de protagonista, son vergonzosas e inadmisibles en un Gobierno que se precie”.


“Inexplicablemente, Pedro Sánchez está dando un poder y una relevancia a Iván Redondo que no le corresponden”, dice un dirigente socialista.


“La posición que corresponde a un jefe o director de Gabinete es siempre secundaria, como asistente y apoyo que es del presidente al que sirve -según manifiestan a este periódico diferentes expertos en protocolo consultados-. Su presencia, pues, desde circunscribirse siempre al segundo plano y, desde luego, nunca debe ser él el que establezca el protocolo, como parece desprenderse de estas imágenes, en las que él indudablemente dicta que debe estar ahí, en esa posición de honor y de representación que no le corresponde. Esto se observa claramente en las fotografías oficiales de Costa Rica, donde Redondo aparece posando, sin escrúpulo alguno, junto a Pedro Sánchez, el presidente del país visitado y su esposa, la vicepresidenta del mismo y el embajador de España. O en las de Colombia, donde se ve a Iván Redondo en un lugar preferente de la alfombra roja en la recepción a Pedro Sánchez a la Presidencia de la República. Su afán de figurar se detecta ya desde su manera de entrar y salir del avión oficial, siempre entre los primeros o inmediatamente después de Pedro Sánchez”.

En Colombia, en un lugar preferente de la alfombra roja, en la recepción del presidente de la República.
En Colombia, en un lugar preferente de la alfombra roja, en la recepción del presidente de la República.

Los lectores y lectoras han tenido ocasión también de ver algunas de estas imágenes en televisión, en las sucesivas crónicas del viaje que ha emitido TVE, y en las que se observa claramente –como en las fotos que reproducimos aquí- el inmoderado protagonismo de Iván Redondo. “Vista la manipulación que el asesor de Monago hizo de la televisión y la radio extremeñas durante los cuatro años de mandato del PP, no nos extrañaría que Redondo participe también en la selección de las imágenes del viaje a emitir por TVE, porque no se explica que siempre aparezca él en primer plano”, señala un veterano periodista del ente público.


“Un jefe de Gabinete no tiene un papel representativo como el que Redondo se viene atribuyendo con la connivencia de Sánchez”.


Y si los expertos, periodistas y observadores no entienden lo que está ocurriendo con este incalificable postureo de Iván Redondo, las sedes socialistas están que echan humo por toda España con este asunto. “Pedro Sánchez está dando un poder y una relevancia a Iván Redondo que no le corresponden y no solo eso, sino que le está haciendo caso en muchas cosas en las que está metiendo la pata”, dice un conocido dirigente socialista. Porque no hay acto, recepción, reunión o encuentro de este viaje en el que Iván Redondo no aparezca en el mismo plano que Sánchez, “con las ínfulas de un vicepresidente por lo menos. Un jefe de Gabinete no tiene un papel representativo como el que Redondo se viene atribuyendo con la connivencia de Sánchez”.

“Lo que demuestra esto –dice otro experto- es la bisoñez de Pedro Sánchez incluso en algo tan elemental como el papel que debe reservar a los miembros de su equipo técnico. Que Iván Redondo le esté robando ya el protagonismo y le esté reduciendo tan pronto a un papel teledirigido y encorsetado es una reedición de lo que el asesor hizo anteriormente con Monago, con Basagoiti y con Albiol”.

(José Mª Pagador es periodista, escritor y fundador y director de PROPRONews)

OTRAS INFORMACIONES

La maldición de Iván Redondo

Cifras que prueban “la maldición” de Iván Redondo

¿Viaje oficial o excursión de coleguitas?