Continúa el escándalo: suspensión fulminante de la Mesa de Contratación del Festival de Mérida

Los recursos de dos empresas y la denuncia de este periódico empiezan a surtir efecto frente a la arbitrariedad del presunto amaño de la licitación en favor del actual adjudicatario, Jesús Cimarro, que lleva ya 8 años al frente del Festival por dedazos de Monago y de Vara

3565
El director-gerente del Consorcio, Pedro Blanco, a la izquierda, con el director actual del Festival y dueño de Pentación. JUNTAEX
El director-gerente del Consorcio, Pedro Blanco, a la izquierda, con el director actual del Festival y dueño de Pentación. JUNTAEX

La Mesa de Contratación para la organización del Festival de Mérida durante el bienio 2020/21, prorrogable hasta 2023 (por un valor estimado total en el cuatrienio de alrededor de 30 millones de euros), ha sido suspendida de manera fulminante con fecha de hoy 24 de junio. Es el primer efecto de los recursos presentados por dos de las empresas concursantes y de la denuncia formulada por este periódico el pasado día 20 de junio, por considerar que el concurso está presuntamente amañado a favor del actual adjudicatario del Festival, Jesús Cimarro y su empresa Pentación Espectáculos.

La Mesa de Contratación del concurso para la adjudicación del nuevo cuatrienio del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida –cuyo plazo de presentación de proyectos finalizó el pasado día 22 y cuyo plazo para la presentación de recursos expiró cuatro días antes- estaba convocada para mañana día 25 de junio. El día 18, último del plazo para recurrir, al menos dos importantes empresas del sector teatral español recurrieron las condiciones del pliego que rige el actual concurso, por contener una cláusula imposible de cumplir por cualquier empresa salvo la del señor Cimarro. La noticia del escándalo de que el citado concurso estaba presuntamente amañado a favor de Cimarro/Pentación la publicó en exclusiva este periódico el pasado día 20 (Escándalo en el Festival de Mérida: “amañado el contrato (15 millones de euros) en favor de Cimarro”). El truco consistía en fijar la solvencia económica del licitador exclusivamente en el ámbito de “la dirección, producción, programación, realización artística y técnica, gestión, comunicación, ejecución y liquidación de todas las actividades de UN FESTIVAL DE TEATRO CLÁSICO DESARROLLADO EN UN RECINTO MONUMENTAL”, como consta textualmente en el pliego de condiciones, “requisito” que únicamente podía cumplir el señor Cimarro por llevar ocho años haciéndolo en el teatro romano de Mérida, y que dejaba fuera a todas las demás empresas teatrales de España, infringiendo gravemente el principio de libre concurrencia y la normativa española y europea para este tipo de contrato público.


La Mesa, que estaba convocada para mañana, día 25, a las 9, ha sido aplazada sine die.


Por nuestra parte, y sin tener todavía la documentación pertinente en que basar nuestras dudas, teníamos la firme sospecha de que el concurso estaba presuntamente amañado un año más en favor del señor Cimarro. Nuestros recelos se vieron inmediatamente confirmados, primero, por la negativa del director-gerente del Consorcio del Festival, Pedro Blanco Vivas, a facilitarnos información alguna (de su “transparente” actuación daremos cumplida noticia próximamente); y, segundo, por la completa información y documentación que pudimos conseguir de otras fuentes.

ESCÁNDALO EN EL MUNDO TEATRAL ESPAÑOL

En nuestra anterior información sobre este escándalo que está sacudiendo el mundo teatral extremeño y español, desvelamos el escondido “truco” que contenían los pliegos de condiciones del concurso, sin que en cuatro días se haya producido desmentido alguno por parte del señor Blanco Vivas, ni del Consorcio del Festival de Mérida, ni de la Junta de Extremadura, institución que es la máxima responsable del asunto. Desde entonces hemos recibido numerosos detalles del caso de fuentes solventes de dentro y de fuera de Extremadura. Y hoy hemos sabido que, a 24 horas de la convocatoria de la Mesa de Contratación, que se iba a reunir mañana, día 25 de junio, para adjudicar la organización del Festival para el próximo bienio, prorrogable por el cuatrienio completo de una legislatura en la que Guillermo Fernández Vara gobierna con mayoría absoluta, el Consorcio ha suspendido de manera fulminante dicha reunión.

El documento oficial de suspensión, que nos ha llegado por vías no oficiales al poco de su emisión por el citado organismo (véase la reproducción del mismo que acompaña a esta información), dice lo siguiente:

SE SUSPENDE LA CONVOCATORIA de la Mesa de Contratación convocada para el día 25 de junio de 2019, a las 09,00 horas, de manera cautelar, por la presentación de dos recursos especiales contra los pliegos, al no haber sido resueltos estos, ni las solicitudes de suspensión en ellos contenidas, por la Comisión Legislativa de la Junta de Extremadura.

La convocatoria de la Mesa de Contratación en la que se procederá a la apertura de las solicitudes de participación, será publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público con la debida antelación.

Mérida, 24 de junio de 2019, Firmado: El Director-Gerente, Pedro Blanco Vivas”.

Según fuentes jurídicas consultadas por este periódico, ambos recursos tienen todas las posibilidades de prosperar, “dado que la condición que impone el Consorcio vulnera claramente el principio de igualdad de oportunidades y de libre concurrencia, puesto que establece una condición que únicamente puede cumplir uno de los licitadores que, además, es el actual adjudicatario, dejando fuera a todos los demás por buenas que sean sus condiciones”.

Comunicación oficial de fecha de hoy, 24 de junio, de la suspensión de la mesa.
Comunicación oficial de fecha de hoy, 24 de junio, de la suspensión de la mesa.

Fuentes del sector señalan que, de seguir retorciendo el Consorcio el concurso con su “sospechoso favoritismo en beneficio del adjudicatario de siempre, Jesús Cimarro”, y de no considerar los recursos y las alegaciones presentadas, el asunto acabará seguramente en la jurisdicción ordinaria, tanto por la vía civil, como por la penal si se probase que existe algo más de lo ya expuesto.

Por último, reseñar que ningún medio se ha hecho eco de nuestra información anterior a pesar de ser una noticia del máximo relieve, ni de los recursos presentados por las empresas afectadas, ni de la suspensión de la Mesa de Contratación a la que se refiere la presente noticia, lo que demuestra la falta que hacía un periódico como PROPRONews. Con el dinero público, 30 millones de euros para cuatro años en este caso, no se puede jugar.

(PRÓXIMAMENTE seguiremos informando sobre otros aspectos oscuros del Festival).

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Su último libro publicado es la novela El Viaje del Tiburón – Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTROS ARTÍCULOS

Escándalo en el Festival de Mérida: “amañado el contrato (15 millones de euros) en favor de Cimarro”

Premios Ceres: más de tres millones de euros quemados en cuatro noches

Los caprichos millonarios de Monago rozan lo punible (1)

El escándalo de la publicidad institucional: despilfarro y compra de voluntades

Es falso que Cimarro haya reducido ni en un céntimo la deuda del Festival de Teatro de Mérida

Cimarro y Vara vuelven a mentir al decir que el Festival de Mérida tuvo superávit

Cimarro se forra con el Festival de Mérida