Alexandria Ocasio-Cortez, emergente estrella demócrata y posible futura presidenta de EE.UU

La congresista más joven de la historia norteamericana se ha convertido en la esperanza de los progresistas de su país

268
La más joven promesa del Partido Demócrata, exultante tras su victoria. RTVE
La más joven promesa del Partido Demócrata, exultante tras su victoria. RTVE

Ella es el referente indiscutible del Partido Demócrata para las próximas décadas. Del mismo modo que venció a uno de los pesos pesados de su partido en las primarias contra todo pronóstico, ahora Alexandria Ocasio-Cortez ha obtenido casi el 80% de los votos de su distrito electoral, una victoria arrolladora. Como anticipó PROPRONews el pasado mes de julio, se confirma que esta joven mujer es una de las estrellas emergentes de los demócratas norteamericanos.

Hillary Clinton no pudo ser (aunque ganó a Trump en número de votos), pero Alexandria Ocasio-Cortez puede convertirse a medio plazo en la primera mujer presidente de EE.UU. en el caso de que Michelle Obama, añorada por muchos en el país, no diera el paso. No son pocos los demócratas que tientan a la exprimera dama para que se presente a las primarias de su partido para las próximas elecciones, donde, según los analistas, obtendría una victoria arrolladora. Michelle congrega fervorosas multitudes allá por donde va, concita audiencias multitudinarias en sus actos y conferencias y está vendiendo centenares de miles de ejemplares de sus memorias –traducidas de inmediato a todos los idiomas-, por las que la casa Penguin Ramdom House le ha pagado un contrato de récord millonario y promocionado un lanzamiento mundial de un alcance nunca visto en la industria editorial.

En cualquier caso, Alexandria Ocasio-Cortez (el lector puede consultar su aleccionadora historia, contada por ella misma, en este reportaje que PROPRONews publicó el pasado verano: El estremecedor relato autobiográfico de la nueva estrella de la política norteamericana) es tan joven que puede esperar incluso diez años más para terminar de curtirse y ascender en el escalafón demócrata, y aun así, llegado el momento aún tendría tan solo 39 años, una edad perfecta de juventud/madurez para optar a lo más alto en la política americana. Así lo ven no pocos comentaristas políticos de este país, que ven en ella un fenómeno imparable. De conseguirlo, sería la primera mujer y la primera latina en convertirse en presidente de los EE.UU. Le arropa una legión femenina creciente y combativa, y una masa heterogénea de demócratas, socialistas y minorías, una masa creciente y dispuesta a desterrar las políticas regresivas, racistas y machistas de Trump y los suyos, como se ha podido comprobar en la aplastante derrota que ha sufrido el presidente en las recientes elecciones para la Cámara de Representantes.

FRENTE ANTI-TRUMP

En el creciente frente norteamericano anti-Trump existe desde ya una numerosa vanguardia formada por mujeres progresistas que están dispuestas a dar la batalla por la igualdad, las libertades y los derechos también de las minorías en los EE.UU. Esta vez las mujeres han votado masivamente y en esta ocasión, y por primera en la historia del país, más de un centenar de ellas han sido elegidas, casi todas en las filas del Partido Demócrata, para la Cámara de Representantes, el Senado y las gobernaturas. Es la primera oleada femenina institucional contra Trump, contra sus políticas y contra todo lo que él representa.

En todo ello tiene un papel de primera fila Alexandria Ocasio-Cortez, por quien hace tan solo unos pocos meses nadie apostaba un centavo cuando se presentó a las primarias del partido demócrata por su distrito neoyorkino, el 14º del Bronx, frente al veterano y todopoderoso político demócrata Joseph Crowley, que era nada menos que presidente del Caucus Demócrata en la Cámara de Representantes y que en su campaña utilizó un presupuesto diez veces superior al de su contrincante latina.

No pierdan de vista los lectores a esta estrella emergente de la política norteamericana, que lo tiene todo para triunfar a corto plazo en la vida pública de su país, inteligencia, formación, sensibilidad social, elocuente oratoria, tesón, imagen y suerte. Los astros parecen haberse unido en su favor, marcando un futuro que ha empezó de manera imprevisible con su victoria en las primarias, que continúa con su aplastante éxito en las recientes elecciones, con casi el 80% de los votos de su distrito, y que terminará, sin duda, en lo más alto de la política norteamericana.

OTROS ARTÍCULOS

El estremecedor relato autobiográfico de la nueva estrella de la política norteamericana

Atila Trump