35 años de la muerte de Bernardo Casielles, el primer torero masón

Según sus seguidores, fue un maestro en los ruedos y en las logias

281
Bernardo Casielles, haciendo el paseillo.
Bernardo Casielles, haciendo el paseillo.

El primer torero del que se tiene constancia que ingresó en la Masonería es Bernardo Casielles Puerta, matador de toros gijonés de clara significación política republicana, que militó a partir de 1926 en Izquierda Republicana y tuvo que exiliarse en Venezuela al término de la guerra civil, al haber sido condenado por un tribunal franquista. Los masones españoles le recuerdan hoy, al cumplirse 35 años de su muerte.

Los masones españoles recuerdan este año al torero asturiano Bernardo Casielles, que falleció en España tras su regreso del exilio, en 1983. La Gran Logia de EspañaGrande Oriente Español informa a nuestro periódico que “al Querido Hermano Bernardo Casielles (Gijón, 1895 – Colmenar Viejo, 1983) le llamaron maestro en los ruedos y en las logias. Fue el primer torero del que se tiene constancia que ingresó en la Masonería. Tomó la alternativa en Oviedo, en 1920, y se inició como aprendiz (masón) en Madrid, en 1921”.


Toreó con los grandes del momento, como Joselito y Belmonte.


Citando un reciente artículo publicado en La Nueva España de Gijón, la GLE señala que “El torero gijonés llegó a torear con las principales figuras del momento, incluidos Joselito y Belmonte y “fue intercalando los paseíllos con las reuniones de la Masonería. Se inició en la Logia madrileña Hispanoamericana número 379 del Grande Oriente Español. Alcanzó el grado de maestro en 1923.

El torero, fotografiado en 1912, en un retrato dedicado de su puño y letra. ALONSO
El torero, fotografiado en 1912, en un retrato dedicado de su puño y letra. ALONSO

Fue condenado en 1944 por el Tribunal (franquista) de Represión de la Masonería y el Comunismo a doce años y un día de prisión. Una pena que eludió al haberse exiliado a Caracas tras la derrota republicana. En Venezuela se ocupó de la explotación agrícola de su esposa mexicana hasta 1964, año en que decidió volver a nuestro país. Desde entonces no perdonó un solo verano en su Gijón natal hasta su muerte, en 1983, en Colmenar Viejo. Después fue enterrado en Oviedo, donde tiene una calle con su nombre”.

MÁS SOBRE BERNARDO CASIELLES

http://www.lne.es/gijon/2017/12/03/torero-mason-izquierda-republicana/2203308.html?ct=t()

OTROS TRABAJOS DE LA AUTORA EN PROPRONEWS

La pata del colibrí

Salvemos los mercados tradicionales del mundo

Nuestra subdirectora en “Cámbiame”

Nuestro director denuncia al Gobierno por el trato a los pensionistas

Presentada la reclamación previa a la demanda contra el Gobierno por la discriminación de los pensionistas

¿Quiere ser usted un manovi y vivir bien muchos años?

Nicholas Winton, un hombre extraordinario

Manovis, los nuevos jóvenes

La increíble historia de Ricardo Zafrilla Tobarra

Ricardo Zafrilla Tobarra, Hidalgo de España por la gracia de sí mismo

¡A quién le importa otra patera!

Ligerísimo y perdido equipaje

Guadalupe Primera Maravilla Rural de España

Rescate en el Guadalquivir

“Gais votan gay”

Guadalupe, bombón de España

¡Marchando una de erizos!